El cambio energético en Heidelberg

La ciudad de Heidelberg, al sur de Alemania, tiene casi 140.000 habitantes y ya hace diecinueve años que trabaja para mejorar la calidad del aire en su área metropolitana. Una de las iniciativas con más historia en la ciudad es la agencia Kliba. Esta entidad se encarga de aconsejar a los ciudadanos de forma gratuita sobre cómo ahorrar energía en casa y como optar por energías renovables. Durante los últimos once años, el interés por la agencia ha sido un éxito ya que más de 12.000 personas han contactado para pedir consejo. Este efecto positivo se ha extendido a poblaciones cercanas. En una década, la agencia ha pasado de estar presente en cuatro barrios a estar en veinte comunidades diferentes.

Heidelberg es una de las ciudades que apuestan por la educación ambiental

La ciudadanía apoya el esfuerzo de la alcaldía para reducir las emisiones de dióxido de carbono. Uno de los ejemplos es una campaña publicitaria, en la que algunos habitantes explican las acciones sencillas que pueden llevar a cabo para mejorar la calidad del aire. El alcalde es el primero que pone su aportación ya que tiene paneles solares en el tejado de su casa.

Estos ejemplos prácticos ayudan a entender de manera mucho más fácil a los ciudadanos qué pueden hacer, como de fácil puede ser reducir las emisiones de CO2, que no es una cuestión tan técnica. Es más cuestión de «hazlo, simplemente, hazlo». Este es su eslogan.

Las futuras generaciones son clave para la mejora de la calidad del aire. En este sentido, el municipio ha preparado unas estaciones de control de consumo en todos los edificios públicos y ha desarrollado la idea de los «equipos de energía» en las escuelas. Estos grupos de alumnos buscan estrategias para reducir el consumo energético en la escuela y se encargan de transmitir esta preocupación a sus compañeros. La ciudad reinvierte en la escuela el dinero ahorrado en consumo energético.

Los profesores de la escuela cuentan que pudieron comprar los paneles solares y generadores eólicos gracias a los ahorros que llevaron a cabo inicialmente. Entre el año 1999 y 2000, se pudo ahorrar casi 45.000 euros simplemente modificando la conducta de la gente.

Heidelberg es firmante de la Convención de Alcaldes de Europa, compromiso para la reducción de emisiones de dióxido de carbono y por el aumento de la eficiencia energética en las ciudades europeas. Iniciativas como las que se llevan a cabo en Heidelberg buscan ayudar a cumplir el ambicioso objetivo de reducir un 20 por ciento las emisiones de dióxido de carbono de aquí al año 2020.

Foto: RS-foto

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...