El calentamiento global aumenta el número de medusas en el Mediterráneo

El calentamiento del Mediterráneo y la acidificación de sus aguas ha hecho que en los últimos 30 años el número de medusas haya aumentado de forma considerable.

Aunque este verano todavía no se ha dado ninguna situación crítica por la presencia de medusas en las playas del Mediterráneo español, estos invertebrados no dejan de ser una amenaza para los miles de bañistas que cada día llenan nuestras playas y para el sector turístico. El cambio climático ha hecho aumentar la población de medusas en el Mediterráneo en las tres últimas décadas, una consecuencia más del calentamiento global que podría tener importantes efectos sobre la economía española.

Detrás del aumento de medusas en las costas mediterráneas están la subida de la temperatura del agua y la acidificación del Mediterráneo, dos de los efectos más conocidos del calentamiento global, que han supuesto un cambio en el orden marino. Ambos factores suponen una «grave disfunción» en los ecosistemas mediterráneos, según explican desde L’Aquàrium de Barcelona, lo que amenaza a algunas especies mientras que otras, como las medusas, no dejan de crecer a un ritmo vertiginoso.

Por sus características, las medusas soportan mejor las acidificación del mar y se adaptan con más facilidad que otros animales a aguas más calientes, lo que contribuye a aumentar su población. Otra de las razones que explican por qué hay más medusas ahora que hace 30 años es que, al cambiar los ecosistemas marinos, muchos de los depredadores de las medusas han desaparecido, por lo que estos invertebrados tienen vía libre para seguir creciendo y aumentando su presencia en el Mediterráneo.

Si como indican las previsiones la situación no cambia y cada año nos encontramos con unas aguas más calientes y ácidas, la población de medusas no dejará de crecer lo que pondrá en peligro el equilibrio del ecosistema del Mediterráneo, con sus dramáticas consecuencias. Pero el medio ambiente no será el único que sufra el aumento de las medusas, ya que según un estudio del proyecto MedSea una plaga de medusas podría reducir el número de turistas que llegan a las playas españolas hasta en un 10’5%, lo que supondría un gran golpe para la economía.

Las medusas no son el único animal que ha aumentado su presencia en las playas mediterráneas por culpa del cambio climático. El verano pasado, hubo diversas oleadas de peces raya en algunas playas valencianas que, desorientados por la destrucción de los ecosistemas a causa de la erosión, acudían a las playas a desovar. Eso si, los peces raya son menos peligrosos que las medusas, ya que su carácter huidizo reduce considerablemente las posibilidades de que nos piquen.

Vía: 20 minutos

Foto: 顔なし

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...