Efectos de la crisis nuclear de Japón en los océanos

Uno de los perjudicados de la crisis nuclear de Japón, amén de los habitantes, son los océanos. Sí, la radiación afecta negativamente a los océanos y, con ellos, se puede perjudicar a toda la vida marina. Observemos en este post cómo afecta el problema nuclear de Japón en los océanos.

Efectos de la crisis nuclear de Japón en los océanos

A poco tiempo de que se cumpla un mes del desastre natural ocurrido en Japón, todavía no hay un panorama claro de cómo seguirá la situación. Y es que el terremoto del 11 de marzo, con su posterior tsunami, ha devastado pueblos y ciudades provocando serios problemas en las centrales nucleares, especialmente en la de Fukushima.

Y lamentablemente, un nuevo terremoto ocurrido recientemente, esta vez de 7.4 grados, provocó filtraciones en la central de Onagawa. Por el momento la refrigeración es correcta y no se han detectado altos niveles de radioactividad. Esperemos no se detecten fugas, dado que la situación empeorará.

Uno de los perjudicados de esta crisis nuclear de Japón, amén de los habitantes, son los océanos. Sí, la radiación afecta negativamente a los océanos y, con ellos, se puede perjudicar a toda la vida marina. A continuación, observemos cómo afecta el problema nuclear de Japón en los océanos.

Según Oceana, la mayor organización internacional centrada exclusivamente en la conservación de los océanos, la mayor amenaza para la vida marina proviene de la radiación de cesio, estroncio y del yodo radiactivo, los cuales entran en contacto con el mar a través del humo y de las fugas de agua contaminada  de las instalaciones dañadas. Así, mínimas y pequeñas dosis de radiación se extienden sobre el Océano Pacífico, de hecho las estaciones de medición de la Costa Oeste de Estados Unidos han registrado restos de radiación en suspensión.

Y si bien se acentuaron y aumentaron los niveles de cesio y de yodo radiactivo en las inmediaciones de la planta de Japón, y se han detectado cantidades pequeñas de radiación en las capturas anchoa local, no es seguro que esto suponga un impacto significativo a largo plazo en la vida marina. Por lo menos así lo observan los investigadores y científicos que analizaron los efectos en el mar de las pruebas de armas nucleares en el Pacífico y del accidente nuclear de Chernobyl.

No obstante, en algunos casos la radiación en los océanos puede perdurar hasta 50 o 60 años. Con lo cual, no se podrá medir el verdadero impacto en la vida marina y la pesca hasta dentro de algunos años.

¿Y qué pasa en la industria pesquera de Japón?

¿Es seguro comer pescados provenientes de Japón? … La industria pesquera de este país está paralizada, varios países han dejado de comprarle pescados a Japón. Por su parte, las autoridades japonesas están realizando distintas pruebas para comprobar y determinar la seguridad de sus productos, que constituyen una base importante de su economía.

Fuente: Oceana
Foto: Fukushima por Daveeza en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...