EEUU prohibirá las bombillas de 40 y 60 vatios

Los Estados Unidos prohibirán la fabricación e importación de bombillas incandescentes de 40 y 60 vatios a partir del 1 de enero. Se sustituirán por otras más eficientes.

Las bombillas de 40 y 60 vatios tienen fecha de caducidad en los Estados Unidos: el 31 de diciembre. Esto no quiere decir que dejen de funcionar ese día, sino que será ilegal fabricarlas o importarlas. Ante la nueva medida adoptada por el Gobierno Obama, las tiendas han recomendado a sus clientes que compren todas las que puedan antes de fin de año. Uno de las grandes cadenas de ferreterías y bricolaje aconseja comprarlas «mientras puedan conseguirlas» antes que su producción «sea discontinua completamente».

Para la Agencia de Protección Ambiental, la mayoría de bombillas tradicionales no son nada eficientes, ya que solo el 10% de energía que consumen se convierte en luz, mientras que el 90% restante desaparece en forma de calor. Noah Horowitz, científico principal del Consejo de Defensa de los Recursos Naturales, cifró en 13.000 millones de dólares la cantidad que los estadounidenses ahorrarán en luz cuando todas las bombillas de 40 y 60 vatios se hayan sustituido.

Eso si, las alternativas no son baratas, aunque su eficiencia hace que sean rentables a largo plazo. Mientras que las bombillas prohibidas a partir del 1 de enero valen 50 centavos, las incandescentes cuestan el triple, 1’50 dólares. Eso si, duran el doble y consumen un 28% de energía menos. Más caras son las bombillas LED -7’50 dólares- aunque consumen un 85%. A lo largo de un año, una bombilla LED consume 2 dólares en energía, mientras que las incandescentes consumen 7.

El fin de las bombillas incandescentes también tendrá consecuencias en el color de la luz. Esa luz cálida, amarilla o anaranjada de las bombillas incandescentes, dejará paso a las luces más frías que emiten sus alternativas, como los halógenos, fluorescentes compactos, LED o incandescentes de alta eficiencia.

Aunque la prohibición de las bombillas incandescentes llega ahora, es una de las consecuencias de una ley promulgada por Bush en 2007 que señalaba los mínimos de eficiencia en el consumo eléctrico. A principios de año ya se prohibió la fabricación e importación de las bombillas de 75 y 100 vatios, que se venderán hasta el fin de sus existencias.

Pese a venir de un presidente republicano, el ala más radical del partido, el Tea Party no ha dejado escapar la oportunidad de criticar la medida. Alegan que si las alternativas son realmente igual o más eficientes que las bombillas que se quieren retirar, los ciudadanos las comprarían sin que hubiese ninguna prohibición.

Vía: EFEverde

Foto: jkfid

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...