Día internacional del aire puro

El aire es esencial para nuestras vidas. Lamentablemente no solemos reconocer su importancia y lo descuidamos y maltratamos constantemente. Le tiramos sustancias nocivas, lo contaminamos, le largamos el humo del cigarrillo, etc. Esta poca conciencia respecto al aire se ha ido modificando con el tiempo y varias personas se han alzado, y siguen alzándose, para luchar a su favor. Uno de los hitos más importantes en este aspecto es el Día internacional del aire puro.

Día internacional del aire puro

El aire es esencial para nuestras vidas. Lamentablemente no solemos reconocer su importancia y lo descuidamos y maltratamos constantemente. Le tiramos sustancias nocivas, lo contaminamos, le largamos el humo del cigarrillo… En fin, en vez de cuidar y velar por un aire puro, muchas acciones humanas revelan y hacen lo contrario.

Esta poca conciencia respecto al aire se ha ido modificando con el tiempo y varias personas se han alzado, y siguen alzándose, para luchar a su favor. Al respecto, uno de los hitos más importantes en este aspecto es el Día internacional del aire puro.

Este día que sirve como reconocimiento y reflexión del aire ha sido instituido por la OMS, Organización Mundial de la Salud, y desde el año 1977 se celebra el tercer jueves de noviembre. El objetivo principal de este día internacional es conocer el estado actual del aire y las medidas planeadas para mejorar su situación. Sin duda alguna es un día para reflexionar y apostar por hábitos que ayuden a conseguir un aire más puro.



En esta celebración se exponen diversas investigaciones sobre contaminantes atmosféricos, sucesos y fenómenos originados por la contaminación, estrategias que se están implementando en distintas partes del mundo para velar por el aire puro, hábitos y prácticas para mejorar el aire que respiramos, y se crea, de este modo, un ambiente propicio para pensar en este importante tema que es esencial para nuestras vidas.

Debemos ser consientes que la situación actual del aire no es la mejor. Día a día somos testigos de la contaminación que le ofrecemos: humos de los vehículos, humo del cigarrillo, quema de basura… Estas situaciones no deben pasar desapercibidas y debemos reparar en el daño que le hacemos al aire y, consecuentemente, a nosotros mismos.

Si bien es imposible que estos humos (y sustancias que largan las distintas industrias) desaparezcan por completo, existen medidas y formas para minimizarlos. Y es precisamente a esto a lo que apuntamos. Hay que respetar los recursos naturales como al aire, de lo contrario, se producen alteraciones en la atmósfera que causan variaciones que afectan a la salud humana, a la estabilidad del clima y al desarrollo de los ecosistemas.

Pongamos un freno a la contaminación del aire y apostemos por un aire puro. Desde Zona Catastrófica invitamos a reflexionar sobre el aire en su día y en todos los otros, ya que es un recurso del que depende nuestra existencia. Aboguemos por un equilibrio entre la civilización y el respeto del medio ambiente.

Un buen día para que los fumadores dejen el cigarro ¿no creen?

Fuente: UBA
Foto: Aire puro por Mari 1983 en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...