Convenio sobre Diversidad Biológica 2010

Del 18 al 29 de octubre de 2010 se celebró la X Conferencia de la Convención de Diversidad Biológica en Nagoya, Japón. Esta cumbre culminó con un acuerdo en el que las partes se comprometen a proteger el 17% de las áreas terrestres y el 10% de las áreas marinas del planeta para el año 2020. Conozcan más del Convenio sobre la Diversidad Biológica y su protocolo.

Del 18 al 29 de octubre de 2010 se celebró la X Conferencia de la Convención de Diversidad Biológica en Nagoya, Japón. Esta cumbre culminó con un acuerdo en el que las partes se comprometen a proteger el 17% de las áreas terrestres y el 10% de las áreas marinas del planeta para el año 2020.

Convenio sobre la Diversidad Biológica 2010

Esta Convención es un acuerdo vinculante muy importante para la biodiversidad porque pretende conservar la naturaleza a nivel global con el apoyo de todos los estados. Ya en la cumbre de Rio de Janeiro en 1992, los líderes de 193 países acordaron una estrategia de desarrollo sostenible que en este año se ha reforzado.

Para algunos grupos ecológicos, el acuerdo logrado en Nagoya no es satisfactorio. En cambio para otros, es un gran avance para proteger y cuidar la biodiversidad. En este acuerdo los 193 países participantes acordaron un plan para combatir la extinción de las especies, para incrementar las zonas protegidas y restaurar un porcentual de los ecosistemas degradados.



Según Ahmed Djoghlaf, secretario ejecutivo del Convenio sobre Diversidad, este tratado de protección de la biodiversidad supone un nuevo orden en los esfuerzos mundiales para proteger al medio ambiente. Así mismo, este tratado incluye nuevas cuotas de protección de los ecosistemas y un protocolo sobre recursos energéticos.

El protocolo colaborará con la completa implementación de la Convención de Diversidad Biológica, ya que sus normas encaminan la implementación de las reglas para tener acceso a los recursos genéticos y compartir las ventajas de su utilización. Así se abarca el uso y distribución equitativa de los beneficios derivados de los recursos genéticos (conocido como ABS por sus siglas en ingles) y algunos aspectos respecto la financiación de los objetivos. Quizás este punto es el más criticable por no ser muy claro y preciso.

Sobre los recursos genéticos es válido mencionar que hay varias cuestiones a su alrededor. Estos son muy importantes porque constituyen el “material hereditario con valor económico, científico o social contenido en las especies”. A modo de ejemplo, han nombrado a las plantas y microorganismos localizados en tierras indígenas de México o países amazónicos.

De este modo, en el año declarado como Año Internacional de la Biodiversidad los estados se comprometen a realizar mayores medidas para proteger al medioambiente y velar por la biodiversidad.

Algunas opiniones

Para Greenpeace el acuerdo es valorado positivamente, “el protocolo significa que las comunidades locales y las comunidades indígenas podrán cosechar los beneficios de sus recursos naturales”. También considera que es decepcionante que los gobiernos no hayan apostado por proteger muchos más espacios marinos y terrestres.

Ecologistas en Acción, por su parte, consideran que la cumbre «ha sido más un ejercicio de economía que un verdadero esfuerzo para preservar la vida en el planeta… los países han ido con la visión de firmar un acuerdo comercial más que con la responsabilidad de enfrentar una realidad acuciante». Esta organización ve insuficiente el acuerdo convenido.

Fuente: EPA y Nueva tribuna

Foto: Diversidad biologica por angel.fernandezmillan

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...