Contra los residuos de la telefonía, un cargador universal

Cada año, 50.000 toneladas de cargadores de móviles son deshechados en Europa, lo cual supone un importante volumen de residuos que los fabricantes de telefonía se han propuesto combatir mediante el diseño de un cargador universal que se ha dado a conocer a través de una campaña de la Comisión Europea

Cada año se venden en la UE más de 185 millones de teléfonos móviles, de los que más del 50 por ciento son teléfonos de sustitución, según los datos que manejan los fabricantes europeos de teléfonos móviles. Todo ello implica que , dado que los . nuevos teléfonos vienen con nuevos cargadores incompatibles con los antiguos, cada año se desechan cerca de 50 000 toneladas de cargadores solo en Europa mientras que más de mil millones de cargadores no utilizados guardados en los armarios y cajones europeos.

Aunque muy pocas veces nos hemos parado a pensar en ello, lo cierto es que este uso indiscriminado de diferentes tipos de cargadores para nuestros móviles está generando un importantísimo volumen de residuos con los se han dispuesto a cavar los principales líderes europeos. ¿ Cómo lo han hecho? Simplemente poniéndose de acuerdo para diseñar un cargador universal que servirá para todos los móviles de última generación y que  la Comisión Europea está dando a conocer al público a través de una vídeo

En él, se puede ver a varios comensales en un restaurante. Todos son muy distintos , pero, sin embargo, todos y cada uno de ellos están probando la comida ofrecida por el camarero directamente de la cuchara que él lleva y que es la misma para todos. Nadie parece molestarse y finalmente, aparece un eslogan en pantalla que dice: La vida es más fácil cuando una solución satisface a todos. Eso es precisamente, lo que se busca con este cargador universal que se venderá por separado a los móviles evitando que tengamos que renovarlo cuando cambiemos el terminal.

Se espera que los beneficios medioambientales de la armonización de los cargadores sean considerables ya que al reducir el número de cargadores vendidos innecesariamente se  reducirán los residuos electrónicos generados por este motivo. Asimismo se espera que el cargador común mejore la eficiencia energética, al cumplir las nuevas normas europeas armonizadas y al reducir, de este modo, el consumo de energía.

La Directiva sobre residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE ), que promueve la recogida y el reciclaje del equipo electrónico y por la que se rige la destrucción de este tipo de residuos,  lleva en vigor desde febrero de 2003 y establece la creación de sistemas de recogidas para que los consumidores puedan devolver sus residuos electrónicos usados de manera gratuita. Sin embargo, solo un tercio de los residuos eléctricos y electrónicos en la Unión Europea es tratado adecuadamente. De ahí esta iniciativa que pretende terminar  de raíz con el problema para conseguir así mejorar nuestro medio ambiente.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...