Construye tu propio panel solar

Con una caja, una botella de plástico, papel de aluminio y de celofán y un poco de pintura negra podemos construir paneles solares o una lámpara solar para pequeñas construcciones.

La energía solar es limpia, gratis, no necesita mantenimiento, podemos disfrutar de ella todo el año… el gran problema para su aterrizaje en España son las trabas que se encuentra en forma de una legislación que cambia constantemente y de crisis económica. En este post vamos a aprender como fabricar nuestros propios paneles solares, que, si bien no nos servirá para vivir sin electricidad y tendrá una capacidad bastante limitada, nos servirá para conocer mejor el funcionamiento de las energías renovables y para introducirnos en su mundo.

Para construir nuestro panel solar no necesitamos materiales caros o difíciles de conseguir, seguro que muchos de ellos los tenemos en casa. Nos bastará con una caja de cartón grueso, una botella de plástico de 1’5 o dos litros, papel de aluminio, papel de celofán y pintura negra. Una vez tenemos todos los materiales, solo hay que seguir seis bastante pasos simples:

  1. Enjuagar la botella varias veces. Cuando esté completamente seca pintaremos de negro el exterior.
  2. Colocar paredes oblicuas a la caja para que, cuando apoyemos la botella en el fondo, quede prácticamente inmovilizada.
  3. Forrar los laterales internos y el fondo de la caja con papel de aluminio. Los podemos pegar con celo o adhesivo.
  4. Llenar de agua tres cuartos de la botella y comprimirla hasta que el agua llegue al tope.
  5. Tapar la botella y ponerla en la caja. Luego hay que cubrir la botella con papel de celofán y pegarla con celo.
  6. Poner la caja orientada hacia el norte, con una inclinación de 45º respecto al suelo para que los rayos solares se aprovechen mejor.

Una vez finalizado el proceso, hay que esperar unas horas (entre dos y cinco, depende de la época del año, las nubes, etc.) para tener agua caliente con la que prepararnos bebidas como infusiones o café.

Otra forma interesante de aprovechar la luz solar es con una lámpara solar. Es un sistema muy simple que en comunidades humildes de países como México o Filipinas, donde no tienen energía eléctrica en el interior de sus viviendas, se utiliza para alumbrar el interior de las estancias durante el día. Para ello basta con una botella de plástico con agua y un poco de lejía para evitar que se pudra.

Se realiza un agujero en el techo de la estancia (en esas casas suelen ser de metal; aquí puede aprovecharse en estancias como cuartos de herramientas en el campo o leñeros) y se inserta la botella, con el tapón hacia arriba. Cuando la luz del sol atraviesa el agua, se difracta, y emite luz en todas las direcciones de la habitación.

Fuente: El Blog Verde

Foto: gr33n3gg y Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...