Consejos para tener un embarazo ecológico

Comer productos naturales y de proximidad, pintar la habitación con pintura ecológica o respirar aire limpio nos ayudará a tener un embarazo más ecológico.

Ya hemos visto como tener una boda lo más ecológica posible, así que el siguiente paso en la escala de la vida es tener hijos. El embarazo es uno de los momentos más importantes para la vida del que será nuestro hijo, y además e seguir hábitos saludables podemos cuidar de nosotros mismos y del bebé, tanto antes como después del parto, a la vez que cuidamos el medio ambiente. Aquí van algunos consejos para un embarazo ecológico.

  • Purificar el agua: una de las recomendaciones a las embarazadas es que beban mucha agua. Por eso, si tienen un purificador de agua se eliminan las partículas de polvo, mercurio y plomo, además de reducir el cloro y los malos olores. El resultado, un agua mucho más sana.
  • Comer productos naturales: los alimentos orgánicos están libres de químicos, y tienen un 60% más de nutrientes y antioxidantes que los que encontramos en el supermercado. Por si fuera poco, son ricas en ácido fólico, lo que reduce el riesgo de que el bebé nazca con malformaciones.
  • La habitación del bebé: uno de los pasos previos al nacimiento del bebé es decorar su habitación. Para ello, elegiremos pinturas ecológicas, con compuestos orgánicos volátiles que son del todo inofensivos para los recién nacidos. Así, no contaminaremos el aire con toxinas o vapores.
  • Respirar un aire limpio: hay que ventilar bien la casa cada día, porque actividades cotidianas como cocinar o limpiar producen sustancias tóxicas para el organismo. En este sentido, es recomendable cambiar los productos de limpieza convencionales, que tienen una gran cantidad de sustancias químicas, por otros orgánicos o seguir trucos de limpieza caseros. Para oxigenar el aire podemos decorar la casa con plantas o cultivar un huerto urbano con el que producir alimentos orgánicos.
    Fumar en casa debería estar prohibido, ya que el humo que respira la madre se acumula en el cuerpo y puede provocar que el bebé nazca con poco peso o que desarrolle un cáncer en el futuro. Los ambientadores químicos son perjudiciales para los más pequeños, ya que aumentan la probabilidad de que sufra dolor de cabeza o diarrea, así que también prescindiremos de ellos.
  • Artículos reciclados: uno de los clásicos es reciclar objetos como ropa (para la madre y para el bebé), juguetes o muebles como la cuna de amigos y familiares que hace poco también han sido padres. Así, el embarazo será más sostenible.
  • Ropa de algodón orgánico: a la hora de comprarle ropa por primera vez, hay que intentar buscar prendas de algodón orgánico, que no llevan pesticidas u otros productos químicos que puedan afectar su salud.

Vía: El Blog Verde

Foto: Kit4na

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...