Consejos para ahorrar energía en invierno

Tener la calefacción a unos 20 o 22ºC y apagarla por la noche o aprovechar bien la luz del día son algunas de las claves que nos permitirán ahorrar energía en casa durante el invierno.

Muchos puntos de la geografía española han visto como el verano se transformaba en invierno. Tras uno de los octubres más cálidos que se recuerdan el frío ha llegado de golpe en noviembre, lo que en muchos casos se traduce en un aumento del gasto energético en casa -y de la factura de la luz-. Hoy vamos a ver algunos consejos para ahorrar energía en casa durante el invierno.

La calefacción

Cada grado que la subamos nos hará consumir entre un 5 y un 7% más, así que lo ideal es tenerla entre los 20 o 22ºC. Por la noche basta con estar en el intervalo 10-15ºC, así que la podemos apagar. Un termostato que la regule nos puede ayudar a ahorrar bastante energía. Tampoco debemos tapar los radiadores, y debemos jugar con la luz, por ejemplo, teniendo las persianas subidas de día para que entre la luz solar y bajarlas de noche pera evitar que penetre el frío.

Otro de los consejos interesantes que podemos seguir es concentrar el calor en aquellas habitaciones que utilicemos y no calentar aquellas que estén vacías. Por ejemplo, no tiene sentido tener caliente una habitación para invitados si sabemos que no va a entrar nadie en ella. Cerrando las puertas ayudaremos a conservar el calor. Y para ventilar la casa, es suficiente dejar abiertas las ventanas unos 10 minutos cuando nos levantemos para que se renueve el aire.

La luz

En invierno también se hace de noche más pronto, así que las lámparas y luces de casa pasan más horas encendidas. Como os hemos dicho en el punto anterior, es muy importante aprovechar la luz natural ya que si tenemos las persianas subidas y las cortinas abiertas nos entrará más luz natural y no tendremos que encender ninguna bombilla.

También os hemos hablado muchas veces de la importancia de utilizar bombillas de bajo consumo. Son algo más caras que las convencionales, pero su vida útil es 10 veces superior así que a largo plazo su compra es más que rentable -hasta 109 euros de ahorro por bombilla-. Aunque parezca una tontería, recordad limpiarlas de vez en cuando y apagad todas las luces que no sean necesarias.

Otras medidas

Ya os hemos explicado en post anteriores otras medidas para ahorrar energía, como reducir la potencia que tenemos contratada para no gastar más energía de la que en realidad necesitamos, poner la lavadora o el lavavajillas solo cuando estén llenos y no dejar la tele o el ordenador en standby sino apagarlos del todo, desenchufándolos para que dejen de consumir.

Vía: MSN

Foto: kozumel

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...