¿Cómo será la Tierra en 2050?

En 2050 habrá más inundaciones en Europa y el sudeste asiático, mientras que en zonas de África o América Latina el acceso al agua dulce se reducirá todavía más.

Aumento de las temperaturas, una subida del nivel del mar incrementada por la aceleración del deshielo de los casquetes polares, fenómenos climáticos más extremos, islas y países que desaparecerán… Son algunos de los efectos que tendrá el cambio climático en las próximas décadas, pero ¿cómo será la Tierra en el año 2050? La NASA ha lanzado unos pronósticos que no son nada halagüeños:

  • Europa: las inundaciones serán cada vez más frecuentes, tanto a un nivel del mar donde las tormentas y la subida del mar agravarán el problema de la erosión como en el interior del continente, fruto de las lluvias y las crecidas de los ríos. También contribuirán a las inundaciones el deshielo de los glaciares de las montañas y la pérdida de nieve en altas latitudes. Las cosechas se resentirán, y desaparecerán muchas especies de animales y plantas.
  • América del Norte: igual que en el viejo continente, las regiones de montaña occidentales verán como se quedan poco a poco sin nieve. La agricultura podría beneficiarse de un incremento de las precipitaciones de hasta el 20%; aunque las olas de calor -que ya sufren los canadienses y estadounidenses- serán más frecuentes y duras.
  • América Latina: la selva amazónica será una de las grandes afectadas por el cambio climático. La selva tropical del pulmón de la Tierra será reemplazada de forma progresiva por la sabana en la parte oriental de la Amazonia; en un cambio paisajístico que supondrá la desaparición de muchas especies tropicales. A la pérdida de biodiversidad hay que añadir los cambios que habrá en la disponibilidad de agua dulce, lo que afectará si disponibilidad tanto para el consumo humano como en el campo o a la hora de generar energía.
  • Asia: como vimos en el post dedicado a las islas y países en riesgo de desaparición, la subida del nivel del mar hará que grandes zonas costeras del sur, este y sudeste asiático ven cómo aumentan las inundaciones, lo que contrasta con las sequías que afectarán más duramente algunas regiones asiáticas. En el centro, sur, este y sureste del continente también se reducirá la disponibilidad de agua dulce.
  • África: no hay que esperar hasta el años 2050 sino a hasta finales de esta década para que entre 75 y 220 millones de africanos empiecen a sentir una mayor escasez de agua dulce en todo el continente. Esto supondrá una reducción de las cosechas que dependerán estrechamente de las precipitaciones, lo que también pondrá en peligro el acceso a la alimentación a muchas personas.

Más informaicón: El País

Foto: raymond_zoller

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...