Catalunya gravará el combustible nuclear

Tras la prohibición del impuesto nuclear catalán, la Generalitat ha decidido crear uno parecido que grava el uso de combustible nuclear como el que existe en la Comunitat Valenciana.

Hace unos días el Tribunal Constitucional declaraba inconstitucional el impuesto nuclear catalán, lo que suponía un importante golpe para las arcas de una Generalitat que calculaba recaudar 43’2 millones de euros con este tributo. Sin embargo, Catalunya no ha arrojado la toalla y ha anunciado la creación de un nuevo impuesto sobre el combustible nuclear que sustituye el que el Constitucional ha prohibido y con el que espera conseguir los mismos 43’2 millones de euros al año.

Según la resolución del Constitucional, el impuesto original era inconstitucional porque era muy parecido al que se aplica en el ámbito nacional, por lo que suponía una doble imposición para las nucleares. Por eso, la Generalitat precisa que el tributo gravará el «uso de combustible nuclear»; un concepto más genérico que la producción termonuclear. A grandes rasgos, las empresas pagarán por tonelada de combustible nuclear consumido y no por los kilovatios por hora generados como señalaba el impuesto original.

Elsa Artadi, directora general de Tributos de la Generalitat, ha asegurado que el primer paso para la creación del nuevo impuesto ha sido la introducción de enmiendas que corrijan los aspectos de la ley original para cambiar el impuesto prohibido por el nuevo. Una vez resueltas las enmiendas, el pleno del Parlament deberá aprobar el nuevo proyecto de ley, que CiU acordó hace un año con ERC y que también incluye dos impuestos más, uno por las emisiones de gases a la atmósfera y otro a las emisiones que produzcan los aviones comerciales en el despegue o el aterrizaje.

Artadi defiende que el nuevo impuesto no solo mantiene su carga ambiental sino que reforzará su posición en pro del medio ambiente ya que el uso de combustible nuclear, que tiene al uranio como materia prima, supone «un riesgo» para el medio ambiente. Artadi también ha insistido en la necesidad de aplicar este impuesto, e invita a las empresas en invertir en innovación y utilizar menos combustible para producir energía, lo que «crea menos riesgo medioambiental para producir la misma energía».

Ante la posibilidad de que el Gobierno central vuelva a recurrir el nuevo impuesto nuclear catalán al Tribunal Constitucional, la directora de Tributos catalana asegura que el nuevo tributo es igual al que se aplica en la Comunitat Valenciana a la producción termonuclear de energía eléctrica por lo que si no ha impugnado el impuesto valenciano tampoco debería hacerlo con el catalán. Si todo sale bien, el 1 de noviembre entrará en vigor el nuevo impuesto.

Vía: EFEverde

Foto: Nicolas Vigier

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...