Bodas ecológicas, cada vez más comunes

Cada vez es más habitual que las parejas elijan una boda ecológica o sostenible. Un entorno natural, originalidad y la ayuda al medio ambiente se unen en un día inolvidable.

La primavera y el verano son dos de las épocas del año preferidas por las parejas para darse el si quiero. El de la boda es uno de los momentos más especiales en la vida de todo el mundo, así que ¿qué mejor manera de casarnos a la vez que ayudamos al medio ambiente? A grandes rasgos, esta es la idea principal de las bodas ecológicas o sostenibles, cada vez más de moda tanto entre los famosos como entre ciudadanos anónimos.

Con el auge de los productos ecológicos y la concienciación cada vez mayor que existe en la sociedad sobre la importancia de cuidar el medio ambiente, no es de extrañar que las bodas ecológicas se hayan puesto de moda. Encontramos dos tipos de boda sostenible: las convencionales en las que la pareja se casa sin dañar más el planeta o aquellas en las que se intenta conseguir una celebración bonita e inolvidable que no deteriore el entorno ni el bolsillo.

No se pueden comparar ambos tipos, aunque comparten objetivos como que los servicios o los productos que ofrecen a sus invitados sean sostenibles. No es lo mismo organizar nosotros mismos una boda ecológica que encargárselo a alguna de las empresas especializadas en la organización de estas celebraciones que han surgido en los últimos años, la mayoría de ellas en bodas de lujo; eso si, respetando siempre los principios bio y de sostenibilidad. Entre los aspectos a tener en cuenta están:

  • El banquete. Tenemos infinitas posibilidades, como los alimentos de producción ecológicas o los producidos por agricultores locales. Si el menú cuenta con platos de temporada será mucho más sostenible, aunque también podemos decantarnos por un menú confeccionado con ingredientes de comercio justo.
  • El entorno. Junto a los novios, es uno de los grandes protagonistas de la boda. Cada vez es más común elegir entornos naturales como una playa para casarse, celebrando así la boda en plena naturaleza. Algunas empresas se encargan de organizar bodas en entornos naturales, con muy buen resultado.
  • La huella de carbono. A la hora de los desplazamientos a la boda o en el viaje de novios, podemos buscar formas de transporte que dañen el medio ambiente lo menos posible, como un autobús para los invitados, o elegir alojamientos ecológicos.
  • Recortar gastos. Si elegimos una boda sostenible por estrecheces económicas, podemos apostar por los elementos que tradicionalmente se rechazan en las bodas: materiales orgánicos, segunda mano, productos reciclados… También podemos tirar de ingenio eligiendo lo estrictamente necesario, lo que reducirá los residuos que generemos.

Vía: Ecología Verde

Foto: fvK imagen

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...