Biometría para reconocer melones

El gigante japonés de electrónica NEC ofrece un método que puede identificar a los melones con técnicas biométricas, analizando su corteza. El objetivo: ayudar a los consumidores conozcan su origen.

¿Cuál es el punto en común entre un dedo y un melón? Su superficie está cubierta con patrones (huellas dactilares de los dedos y complejos patrones de corteza de melón) que les hacen casi únicos y que les permiten ser identificados con certeza.

Es a partir de esta idea desde la que NEC ha decidido adaptar sus soluciones de reconocimiento de huellas dactilares y reconocimiento facial para identificar frutas y hortalizas. Reconocido por su experiencia en la biometría, el gigante de la electrónica de consumo ha desarrollado una técnica para identificar más allá de una duda razonable un melón con una sola fotografía de la superficie.

NEC eligió el melón, porque sus diferencias son muy visibles y la apariencia de la fruta no cambia durante el transporte. © DR

Una muy baja tasa de error

El fabricante ha puesto a prueba su tecnología con 1.800 melones y creen que la probabilidad de considerar dos melones diferentes como iguales es del 0,0001%. Por el contrario, la probabilidad de considerar dos melones diferentes siendo el mismo que sería del 0,4%.

Los japoneses presentaron su tecnología esta semana en el salón RetailTech Japan 2011 en Tokio, piensan que es suficientemente fiable como para ser utilizado por los productores, distribuidores y consumidores para garantizar la trazabilidad de determinados productos alimenticios.

Inicialmente, los productores deben tomar una foto de todos los melones listos para ser enviados a por los distribuidores. La huella digital de cada fruto se comprime y se envía a una amplia base de datos accesible a través de Internet.

Entonces, los consumidores y distribuidores, podrían conocer el origen de un melón con sólo hacerle una foto con su teléfono inteligente u otro dispositivo conectado a Internet. La huella de la fruta se vuelve a calcular y se compara con las archivados en la base de datos para establecer el origen de la fruta.

NEC eligió el melón, porque sus diferencias son muy visibles y la apariencia de la fruta no cambia durante el transporte. © DR

¿En las tiendas en 2013?

Actualmente, los productores están utilizando códigos de barras o etiquetas inteligentes RFID para identificar sus productos, pero algunos intermediarios no dudan en falsificar las etiquetas para vender sus cosechas a un precio mejor. La tecnología de NEC evitaría estas prácticas.

El fabricante inicialmente eligió poner a prueba su solución con los melones, porque esta fruta tiene patrones muy visibles y no cambia de aspecto durante el transporte, pero su sistema de autenticación también podría trabajar con otros alimentos como las manzanas, naranjas o pescados. Se tiene la intención de comercializar la solución dentro de dos años.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...