Auris Híbrido HSD: un balón de oxigeno para las metrópolis

Auris Híbrido HSD

Uno de los mayores responsables de la baja calidad del aire en las grandes ciudades es el tráfico. La inmensa cantidad de vehículos de motor a combustión que circulan en las áreas metropolitanas han creado una capa de smog, signo de una elevada polución atmosférica, que afecta a ciudades como París, Milán o Madrid. Los coches de motor térmico (gasolina o diesel) producen muchos contaminantes – monóxido de carbono, óxidos de nitrógeno, ozono – que en fuertes dosis causan problemas circulatorios y respiratorios. Según los datos de la Agencia Europea del Medio Ambiente (European Environment Agency) en el aire de la ciudad de Madrid están presentes más pm10 (pequeñas partículas “ricas” de contaminantes cancerígenos) que en Londres o Berlín, por ejemplo.

Pero el problema de la calidad del aire en zonas urbanas con fuerte intensidad de tráfico es algo común en toda Europa, tanto que la Unión Europea hace años que ha impuesto umbrales máximos de contaminación para proteger la salud de sus ciudadanos y disminuir los efectos del cambio climático. Ante esta perspectiva, algunas ciudades como Londres y Milán, han intentado disminuir la contaminación en el centro ciudad creando un peaje urbano, un impuesto para todos los vehículos que circulan por sus calles. Para todos menos para los vehículos híbridos.

Porque la tecnología híbrida permite a esos coches circular hasta los 50 km/h en modalidad eléctrica. Dicho peaje es una solución con luces y sombras, dado que permite, a quien puede pagar todos los días un peaje, contaminar sin problema alguno. Al mismo tiempo dicho sistema marca el paso indicándonos que la ruta de seguir es la de la tecnología híbrida para todos los coches urbanos. Por tanto hay que aplaudir la nueva apuesta de Toyota, que con el lanzamiento del nuevo Auris Híbrido HSD, es la primera empresa automovilística en comercializar un modelo de la gama convencional en versión híbrida. La casa nipona hace más de 15 años que invierte para desarrollar coches menos contaminantes y con la llegada de la tercera generación de híbrido ha elegido duplicar la oferta con una acción que afecta no sólo a su modelo Pryus sino también al Auris, el Toyota más vendido en España.

La tecnología del nuevo Auris Híbrido HSD -que pudimos probar recientemente en Madrid- es la misma del Pryus de III generación, es decir un sistema full-hibrid que aprovecha la potencia de un motor eléctrico de 80 CV de potencia y de uno a gasolina de 99. Y no debe sorprender que la potencia declarada por el Toyota Auris HSD sea de 136 CV. Porque, gracias a la tecnología que incorpora, el motor de gasolina siempre es usado de forma óptima. Y si no se usa toda la energía del motor térmico (a combustión), la que sobra se usa para recargar la baterías.

Al arrancar y baja velocidad, el motor eléctrico permite ahorrar gasolina y por tanto evita la emisión de partículas contaminantes, por ejemplo, cuando estamos parados en un semáforo o atrapados en un atasco. A mayor velocidad o en aceleración funcionan los dos motores, de manera que el Auris Híbrido HSD monta un motor térmico más pequeño respecto a otros modelos de la misma categoría ahorrando, de nuevo, en consumos y emisiones. La batería que monta el híbrido de la casa Toyota proporciona una potencia de 27 Kw, más que la de cualquier otro sistema híbrido que se comercialice en la actualidad, y se recarga rápidamente gracias a frenadas o decelaraciones en la modalidad “B” de transmisión automática. Y si la pantalla, con sus indicaciones de consumo en tiempo real, no es suficiente para responsabilizar al conductor, será suficiente seleccionar la modalidad de conducción ECO para ahorrar gasolina. Porque esta opción convierte el 80% del recorrido del pedal en un 50% de la potencia, disminuyendo así la propensión a gastar gasolina.

Gracias a la tecnología híbrida del Toyota Auris, por tanto, los consumos se reducen hasta alcanzar un nivel de 3,8 litros de gasolina cada 100 km, hecho que significa emitir muchos menos monóxido de carbono, óxidos de nitrógeno y ozono, responsables de varias enfermedades y del temido calentamiento global. Hay que decir, que si es verdad que Toyota no es el único productor de coches híbridos, es el líder en este sector, y que por lo visto quiere llegar al 2020 con una versión híbrida en cada uno de sus modelos convencionales. La esperanza es que los coches híbridos sean un reto para todos los productores de manera que no sea utópico imaginar nuestras ciudades y sus calles sigan estando llenas de coches, pero donde se respire aire mucho más limpio y saludable. Calles donde el único ruido sea la radio de un silencioso coche híbrido que suena una vieja canción: “Puedes decir que soy un soñador, pero no soy el único” (“You may say I’m a dreamer, but I’m not the only one” John Lennon).

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...