Atlántida, la ciudad perdida

Atlántida, conocida como una civilización sumamente avanzada desde los aspectos sociales, económicos y políticos, era una gran isla localizada en el océano Atlántico, cuya dimensión atribuida era imponente. La desaparición de esta ciudad, de esta república utópica o paraíso según la descripción de Homero y Eurípides, es un hecho que en la historia del mundo trajo, trae y traerá la concentración de diversas personas.

Atlántida, la ciudad perdida

Atlántida, la ciudad perdida

Según relatos de Platón (428 – 347 a.C.), Atlántida era una civilización sumamente avanzada desde los aspectos sociales, económicos y políticos. Era una gran isla localizada en el océano Atlántico, al oeste del estrecho de Gibraltar, cuya dimensión atribuida era imponente, se consideraba que su territorio abarcaba aproximadamente unos 200 mil Km. cuadrados.

La desaparición de esta ciudad, de esta república utópica o paraíso, según la descripción de Homero y Eurípides,  es un hecho que en la historia del mundo trajo, trae y traerá la concentración de diversas personas.

Se han planteado diferentes teorías que proponen explicaciones para la desaparición de la Atlántida. La primera, esbozada por los textos de la antigüedad, sostuvo que el fin de esta civilización fue atribuible a un terremoto que confinó la isla en tan solo 24 horas a las profundidades del océano Atlántico. Otra teoría semejante delinea que la erupción de un volcán fue responsable de su desaparición, dejando, a su vez, enormes masas de lodo constituidas por cenizas volcánicas que mantuvieron por muchos siglos a los europeos antiguos lejos de incursiones oceánicas.


Otra idea más simbólica postuló que el alejamiento de la población de las creencias religiosas, de sus antiguos dirigentes y de sus objetivos incitó y motivó la reacción de Dios, quien fue el responsable de la destrucción del territorio de la Atlántida.

El enigma de Atlántida

El enigma de Atlántida

Acercándonos más a nuestros días, en el siglo XX, la geología ha permitido nuevas investigaciones. A partir de la teoría del deslizamiento de placas continentales se pudo reconocer la ausencia de una porción de terreno entre el Caribe y España; en tanto que las costas antiguamente unidas como la del sur europeo y el norte africano, o el sur africano y el norte antártico, coinciden de manera asombrosa. Así mismo, el área del fragmento desaparecido coincide con la superficie atribuida a la Atlántida.

También es necesario mencionar que se estableció la incapacidad de una erupción volcánica para hundir una extensión de tierra firme tan grande y la factibilidad de que una perforación en el suelo submarino causara su destrucción. Según esto último, el magma localizado debajo de la corteza terrestre podría haber sido despedido mediante una fisura, proyectando enormes regueros de materia fundida incandescente y esto pudo haber posibilitado que el fondo oceánico descendiese a razón de 3 mil metros por día. Como consecuencia, la Atlántida pudo haber sido reemplazada por millones de metros cúbicos de lava porosa y liviana, tan solo en 24 horas.

Estas investigaciones corroboraron los detalles de los relatos de Platón, que además sostuvo que las islas Canarias y las Azores constituían restos de la Atlántida. Esto se constató por medio de pruebas empíricas como la existencia de arena en el fondo del mar inmediato a las Azores.

Adicionalmente se descubrieron ruinas submarinas en el Triangulo de las Bermudas, y la presencia de cráteres en la región del estado de Carolina, en Estados Unidos, producidos por meteoritos resultantes de la fragmentación de uno mayor precipitado sobre el océano, causante de la fisura en el magma, que dan cuenta de esta teoría.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...