Ahorra más de 100 euros en la factura de la luz

Reducir la potencia contratada o tener la nevera lejos de fuentes de calor y con un buen mantenimiento nos ayudará a rebajar la factura eléctrica tanto en casa como en la empresa.

No podemos vivir sin electrodomésticos, eso está claro, el problema es la gran cantidad de luz que consumen. La llegada a casa de nuevos aparatos eléctricos y las subidas de la luz han hecho que la factura eléctrica de muchas familias se haya disparado en los últimos años, sin embargo hay una serie de medidas que podemos tomar en casa para reducir la factura de la luz y ahorrar más de 100 euros:

  • Conocer el consumo: para conseguir un ahorro real, la Asociación Nacional de Ahorro de Energía (ANAE) propone «racionalizar al máximo» nuestros hábitos y los de los electrodomésticos. Gracias a las nuevas tecnologías podremos conocer fácilmente nuestro consumo y reducir los puntos en los que consumamos más o no aprovechemos toda la energía.
  • Electrodomésticos en standby: desde ANAE explican que, con la llegada de la TDT, las televisiones se han modernizado y si las dejamos en standby el denominado consumo fantasma es prácticamente «irrelevante». En cambio, la Asociación señala que los aires acondicionados, lavadoras, lavavajillas o robots de cocina si que tienen un consumo en standby muy elevado que pasa desapercibido entre la sociedad, por los que también deberíamos desenchufar estos electrodomésticos si no los vamos a utilizar.
  • Medir la potencia: tanto en casa como en nuestra empresa si tenemos un negocio podemos utilizar un monitor de electricidad con el que controlar la demanda y comprobar a tiempo real el consumo que tenemos. Así sabremos si tenemos buenos hábitos eléctricos o si la potencia contratada se adapta a nuestras necesidades.
  • Reducir la potencia contratada: si reducimos la potencia pasaremos a una tarifa de discriminación horaria ya que el precio de la electricidad no es el mismo las 24 horas del día. De hecho, hay 10 con la energía más cara y 14 cuando es más barata, y en ese intervalo podemos ahorrar entre el 10 y el 25% de la factura anual.
  • La nevera: junto a la tele es el electrodoméstico que más consume, y aunque tengamos buenos hábitos representa un gran consumo. Así, si a la hora de comer o mientras hacemos la comida estamos abriendo y cerrando constantemente el frigorífico para sacar y guardar cosas se producen grandes picos de consumo; y si la dejamos abierta tarda bastante en recuperar su consumo habitual. Recomiendan cuidarla bien, tenerla limpia, evitar guardar comida caliente y la formación de hielo y tenerla lejos de fuentes de calor como los fogones o el horno.

Vía: EFEverde

Foto: Jumbero

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...