Ahorra hasta 200 euros al año en luz

Lavar la ropa a 30 o 40 grados y no a 60, utilizar bombillas de bajo consumo, no dejar en stand-by las televisiones u ordenadores… son medidas con las que podemos ahorrar hasta 200 euros al año.

Diciembre, enero, febrero… son meses en los que hace frío y en muchas casas tenemos estufas eléctricas o calefactores para mantenernos calientes. Si a esto le añadimos el horario de invierno, cuando a media tarde ya es de noche, tenemos que se dispara el consumo eléctrico, algo que nuestro bolsillo notará cuando llegue la factura de la luz. Para ayudar a las familias más vulnerables, el Ayuntamiento de Rubí (Barcelona) ha puesto en marcha un programa para que ahorren electricidad.

Hace dos años, el consistorio se propuso impulsar el ahorro energético y la eficiencia en todo el municipio, para lo que inició «Rubí Brilla», un proyecto con cuatro áreas de actuación: industria, el propio ayuntamiento, comercios y domicilios particulares. Vamos a fijarnos en este caso, el de las viviendas particulares. Primero, se hizo una auditoría para conocer los patrones de consumo de diferentes tipos de familia para luego ayudar a ahorrar a las que tienen problemas.

La auditoría deja datos interesantes como que las neveras consumen el 27% de la electricidad que gastamos, mientras que las cocinas eléctricas consumen el 25% y las lavadoras el 21%. El uso de iluminación incandescente representa el 9% del consumo, mientras que televisión y oredenadores consumen el 5% cada una y los lavaplatos un 2%.

Una vez conocidos los patrones de consumo, es el momento de proponer medidas de ahorro. Por ejemplo, en el caso de las lavadoras podemos ahorrar hasta 60 euros al año si en vez de ponerla a 60 grados la ponemos a 30 o 40. Aunque solo representa un 9% del consumo, eliminar las bombillas innecesarias y utilizar las de bajo consumo permite ahorrar hasta 120 euros anuales; mientras que apagar -y no dejar en stand-by- teles, ordenadores o impresoras supone un ahorro de 50.

Otro aspecto a tener en cuenta es la potencia que tenemos contratada, ya que si nuestra potencia es superior a la que necesita la instalación podemos gastar hasta 110 euros de más al año. La climatización también es una fuente de gasto importante, en especial si la tenemos en marcha cuando no es necesario (por ejemplo, cuando no estamos en casa), tanto en invierno con la calefacción como en los meses de verano con el aire acondicionado.

Más información: Vilaweb

Foto: francisco.j.gonzalez

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...