Agua contaminada cerca de yacimientos de ‘fracking’

Unos investigadores estadounidenses han encontrado unos altos niveles de metano, propano y etano en los pozos de agua cercanos a una explotación de ‘fracking’.

Aunque de momento no se ha realizado ninguna prospección de fracking en España, esta técnica de extracción se ha convertido en una de las grandes protagonistas de la política energética. Como ya vimos, el interés demostrado por el Gobierno de Euskadi o el ministerio de Industria y Energía contrasta con la prohibición del gobierno cántabro. Entre los argumentos de estos últimos destacan los riesgos medioambientales como el temor a la contaminación del agua del subsuelo, como acaba de pasar en los Estados Unidos.

Un equipo de investigadores de la Universidad de Duke ha analizado el estado de 81 pozos de agua cercanos a puntos de extracción de gas mediante esta técnica, y ha sumado los resultados obtenidos a los de 60 pozos que ya se habían estudiado. Los resultados no pueden ser más alarmantes: la concentración de metano en estas aguas, destinadas al consumo humano, superaban seis veces los niveles normales; y la de etano era 23 veces superior en los pozos situados a un radio de un kilómetro de las prospecciones.

Todos los pozos que se han estudiado están en el yacimiento de gas pizarra Marcellus, que se encuentra al noreste de Pennsylvania. La presencia de metano en las aguas del subsuelo de la zona no es nada extraordinario ya que, como se ha demostrado anteriormente, se produce por causas naturales; aunque la presencia de etano no es nada normal. Tampoco es habitual que haya propano, un gas que estaba en 10 de los pozos, lo que da al estudio unos argumentos «nuevos y difíciles de refutar» según Robert Jackson, su autor principal.

Jackson añade que en la zona no hay ninguna fuente biológica de etano y propano, mientras que el gas del yacimiento «es muy rico en ambos gases». La contaminación del agua del subsuelo podría haber llegado a las casas, tal y como se desprende de los análisis de los datos sobre metano, propano, etano y las evidencias obtenidas de los isótopos de los hidrocarburos y del helio, que también se estudiaron para comprobar de dónde procedían los gases encontrados en el agua.

Para la industria del ‘fracking‘, el estudio no sirve para nada. Rafael López, uno de los geólogos de Shale Gas España -la plataforma que incluye a todas las empresas interesadas en extraer gas mediante esta técnica en nuestro país- dice que se necesitan muchos más estudios geológicos para confirmarlo y que en esa zona de los Estados Unidos el agua se contamina de forma natural porque los gases «están a muy poca profundidad y están realmente mezclados».

Fuente: El Mundo

Foto: danielfoster437

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...