5.150 millones de dólares, la mayor indemnización medioambiental en EEUU

Anadarko Petroleum Corporation acaba de convertirse en la empresa condenada a pagar la mayor indemnización por daños medioambientales en EEUU: 5.150 millones de dólares.

Si usted es responsable de envenenar la Tierra durante 85 años, usted es responsable de la limpieza

Con esta frase resumía Preet Bharara, fiscal de los Estados Unidos en el estado de Manhattan, el caso por el que Anadarko Petroleum Corporation acaba de convertirse en la empresa que ostenta el dudoso honor de ser la compañía sentenciada a pagar la mayor indemnización por daños medioambientales de la historia de los Estados Unidos.

Esta multinacional deberá abonar 5.150 millones de dólares como indemnización a los afectados y como compensación por los trabajos de limpieza de las diferentes zonas que una de sus filiales contaminó durante décadas a lo largo y ancho de los Estados Unidos.

El acuerdo económico al que llegaron la petrolera y el Departamento de Justicia de los Estados Unidos es incluso superior al que alcanzó con otra petrolera, BP, tras la explosión de la plataforma Deepwater Horizon en el Golfo de México en 2010 que acabó con un gran vertido de petróleo al Golfo de México. En aquella ocasión, BP tuvo que hacer frente a una indemnización de 4.000 millones de dólares por verter al mar el equivalente a cinco millones de barriles de petróleo, aunque las últimas demandas podrían hacer subir esta cantidad.

Con esta histórica indemnización se cierra un largo proceso judicial que comenzó con las demandas que presentaron el Gobierno Federal estadounidense, los gobiernos de 11 estados, varias tribus indígenas y los particulares afectados por la contaminación de productos químicos y radioactivos contra la compañía Kerr-McGee, propiedad de Anadarko desde el año 2006.

Este es un elemento clave, ya que los representantes de Anadarko defendían su inocencia con el argumento que los casos que se denunciados se corresponden a actividades de Kerr-McGee previas a su compra por la multinacional. De esta forma, querían cargar de toda responsabilidad a las fábricas de Tronox, una empresa de pinturas y productos químicos que se separó de Kerr-McGee justo antes de que Anadarko la comprase.

Sin embargo, los diferentes demandantes argumentaron que la empresa conocía todos los procesos abiertos contra Kerr-McGee durante el proceso de compra y sabía que una podría ser considerado responsable de todas las actividades denunciadas, como finalmente ha pasado.

Curiosamente, una de las denuncias que se presentaron contra Kerr-McGee en los años 70 inspiraron la película ‘Silkwood’, que protagonizó en 1983 Maryl Streep. En ella, Karen Silkwood muere en extrañas circunstancias mientras investiga las deficiencias de la planta de combustible nuclear en la que trabaja para Kerr-McGee, donde se falsificaban informes de seguridad y se causaba contaminación radioactiva a los empleados.

Via: La Vanguardia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...