10 objetos difíciles de reciclar

¿Qué hago con los medicamentos caducados o con las gafas viejas que ya no uso? En este post te explicamos cómo reciclar 10 cosas que no se tiran al contenedor convencional.

Todos sabemos que el papel se tira al contenedor azul, el vidrio al verde y los plásticos al amarillo, pero… ¿qué hacemos con las bombillas? ¿Y con los discos que ya no funcionan? En este post vamos a ver qué hacer con 10 objetos difíciles de reciclar.

  • Bombillas: Ambilamp es la empresa que se encarga de la recogida y tratamiento de las bombillas que ya no utilizamos. Recogen todo tipo de bombillas, ya sean de bajo consumo, LED; fluorescentes, etc. En muchas ciudades hay un punto de recogida.
  • Aceite: igual que con las bombillas, hay empresas que se encargan de recogerlo para transformarlo en biodiésel o en glicerina. Algunas ciudades también tienen puntos de recogida de aceite usado, pero lo que nunca debemos hacer es tirarlo con el plástico, ya que a diferencia de lo que dice la leyenda urbana no ayuda a su reciclaje.
  • Productos químicos: los aerosoles y otros productos peligrosos son muy contaminantes, por lo que debemos llevarlos al punto de recogida de nuestro barrio. Una llamada al ayuntamiento nos indicará dónde debemos llevarlos o a qué hora pasa el camión que los recoge.
  • Césped y hojas: en las ciudades pequeñas o donde sean comunes las casas con jardín, suele haber un día destinado a recoger las podas, incluido el césped. Igual que con los productos químicos, la mejor forma de informarse es llamando al ayuntamiento.
  • Medicamentos: si eres de los que almacena medicamentos en casa y una vez al año hace limpieza, debes saber que las farmacias aceptan los medicamentos que hayan caducado o los que ya no vayamos a tomar siempre que estén en su envoltorio.
  • Tornillos, tuercas y otros productos de metal: podemos llevarlos a un punto limpio o tirarlos con la basura convencional, y en las plantas de procesado un electroimán se encargará de separarlos del resto de residuos.
  • Chicles: no se reciclan, así que la única solución es tirarlos a la basura general.
  • Juguetes, perchas o bolígrafos: aunque sean de plástico, no se reciclan. Aún así, debemos depositarlos en el contenedor amarillo; pero en el caso de los juguetes o muñecos siempre es mejor donarlos a una organización o asociación que se ocupe de recogerlos, repararlos si es necesario, y se los entregue a los niños necesitados.
  • Gafas: lo más fácil es llevarlas a la óptica donde las compramos o donde nos hayamos hecho las nuevas. Otra posibilidad es donarlas a algunas ONG que las recogen y las llevan al Tercer Mundo.
  • Discos y vinilos: se trata de uno de los productos más difíciles de reciclar, ya que los puntos limpios los rechazan. La mejor forma de reciclarlos es reducir su compra, pero si no hay más remedio podemos tirarlos al contenedor convencional.

Vía: El País

Foto: Gonmi

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...