¿Qué alternativas hay a eBay para vender online?

Os damos algunas ideas y recomendaciones de diversas plataformas y herramientas que os ayudarán a vender online.

Hace unos días hablamos de la situación en la que se encuentra eBay y las malas decisiones que ha tomado respecto a los vendedores. Por ello, ahora lo que hacemos es explorar distintas alternativas que os pueden servir para encontrar otros lugares donde vender vuestros productos. Si, sobre todo, lleváis mucho tiempo vendiendo en eBay, está claro que cambiar de plataforma no va a ser fácil. Pero siempre hay tiempo para comenzar de nuevo y encontrar un lugar que, quién sabe, podría ser incluso mejor.

Amazon

En ocasiones criticamos a Amazon por la manera en la que ha convertido su marketplace en un mercado demasiado abierto donde miles de vendedores comercializan artículos que posiblemente no deberían estar en Amazon. Es decir, no nos gusta comparar lo que fue Amazon como tienda online y lo que ha llegado a ser como marketplace.

Pero si cambiamos el chip y hablamos de recomendaciones para vendedores, no hay duda del valor que tiene Amazon para los vendedores. Se trata de un excelente escaparate en el cual los productos que se ponen a la venta tienen potencial de llegar a millones de personas. Con la forma en la que recientemente se han interconectado los distintos países de Amazon y se han mejorado las condiciones de venta, la plataforma aún ha ganado más interés para los vendedores.

Para que te aprueben y que puedas vender tendrás que pasar un largo proceso de identificación con documentos y demás papeleo. No obstante, tiene muchas ventajas. Una de ellas es que no hay tarifa por la publicación de anuncios. Y, si bien no hay proceso de subasta como en eBay, es bien sabido que lo que se lleva ahora en la web de subastas es la compra directa, por lo que seguro que no es algo que eches de menos.

TodoColección

Hubo un tiempo, en el pasado, en el que apostamos fuerte por esta plataforma. Venía con ganas de hacer grandes cosas y de dar cobijo a la venta de artículos de colección raros y difíciles de conseguir. Se parecía más a lo que fue eBay en el pasado, antes de terminar llena de productos procedentes de Aliexpress. El problema de TodoColección es que no tiene tantos visitantes como eBay. En realidad, no creemos que disponga de muchos usuarios (más bien muy pocos) que entren directamente en la web para buscar algún producto que comprar.

Lo más probable es que esos visitantes que consigue TodoColección y los que acaban haciendo compras, vengan directamente por Google en busca de algo que estén buscando adquirir. El encontrarse con el registro de la plataforma y con el desconocimiento de la misma, seguro que termina siendo un problema para ellos. Por otro lado, hemos oído muchos comentarios de vendedores de TodoColección que hablan de cómo una gran cantidad de ventas se quedan canceladas porque los compradores nunca llegan a hacer el pago.

MilAnuncios

En los últimos años la plataforma de anuncios clasificados MilAnuncios ha realizado una campaña de absorción de empresas realmente agresiva. Su misión es cubrir una mayor parte de mercado y que así sea un lugar más conocido, con más clientes y más vendedores. No parece que les vaya mal. Claro está, es un tipo de lugar distinto y un formato de venta que se desmarca de lo que acostumbra eBay, de forma que quizá no sea lo que estás buscando. MilAnuncios absorbió en su trayectoria una serie de comunidades de compra-venta que incluyen Segundamano y Vibbo.

Wallapop

Este es otro de los sistemas que se ha convertido en un gran éxito en los últimos años. Tiene la ventaja de contar con una gran cantidad de compradores y de vendedores, lo que aumenta las posibilidades de conseguir llevar a cabo las ventas. Eso sí, cada vez hay más vendedores que se desmelenan con sus propuestas, con los precios o incluso con los productos que venden. Dicho de otra forma: hay muchas estafas. En algunos casos esas estafas se disfrazan para intentar justificarse, como las típicas ventas fraudulentas que dicen estar pensadas para romper los sistemas de los bots. Pero hay que tener cuidado.

Tal y como hay vendedores que estafan, también hay compradores que desaparecen después de haber mostrado su interés de compra o incluso al reservar algún producto determinado. No obstante, puede ser perdonable debido a la gran cantidad de operaciones que genera. Si administras bien tu operación en Wallapop es posible que tengas acceso a una fuente de ingresos muy sólida.

eBid

Esta web es similar a eBay, no solo en su nombre, sino también en su funcionamiento y concepto. Hasta coinciden en que la letra “B” esté en mayúscula, lo que resulta bastante simple, por decirlo de una manera directa. Una de sus ventajas es que no hay comisión por poner los productos a la venta. ¿Qué significa eso? Que no pierdes nada por hacerlo más allá de tu tiempo. Si tienes todo tu inventario un poco automatizado, seguramente no te importará probar suerte.

Su comisión máxima por venta realizada es del 5% y la plataforma está bien integrada con PayPal. Además, tiene un buen sistema de comentarios y aunque el diseño no es muy vistoso, en general resulta una plataforma interesante. Lo malo es que ya vemos mucho producto de Aliexpress, y lo bueno es que parece que muchos vendedores se están moviendo de eBay a eBid y eso ayudará a que su fama aumente. Veremos si dentro de unos años ha conseguido establecerse con mayor popularidad.

Instagram y Facebook

Otra de las opciones que ha cautivado a los vendedores en los últimos tiempos es la de acudir a las redes sociales con la intención de vender sus productos. Hay una amplia exposición, ya que la cantidad de personas utilizando las redes sociales es enorme, mientras que los buscadores no suelen funcionar mal si se eligen los hashtags adecuados. Son ventas directas que se realizan a través de la mensajería privada y que tienen el aliciente importante de no tener ningún tipo de comisión.

Si las ventas se realizan dentro del mismo país, con dar el número de cuenta bancaria es suficiente, lo que implica que tampoco hay comisiones de PayPal o similares. Eso sí, requiere bastante trabajo, ya que vender en redes sociales, salvo que tengas un producto muy buscado o dispongas de miles de seguidores, es algo complicado de hacer para comenzar desde cero.

Tiendas online propias

Por último, tampoco hay que restar valor a la opción por la que se están decantando los vendedores que tienen una mayor cantidad de producto y que, sobre todo, lo tienen especializado en una categoría determinada. Se trata de la producción de una tienda online propia, sin nadie por encima que la supervise ni que se quede comisiones por las ventas generadas.

Suele implicar un trabajo elevado, ya que hay que hacer el diseño, subir el inventario, trabajar en las condiciones de venta, implementar los sistemas de pago, etc, pero si estás pensando en tener la tienda online durante mucho tiempo, todo eso tendrás que hacerlo solo una vez. Luego lo único de lo que te deberás preocupar será de publicar nuevos productos y de, por supuesto, hacer los envíos correspondientes cuando vendas algo.

El problema de una tienda online es la dificultad para darla a conocer. Si ya tienes la tienda y tus productos, ¿Cómo hacer que sea popular? No es fácil. Google te ayudará, pero no es lo único a lo que puedes recurrir. Por ello, requiere mucho esfuerzo.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...