Los huracanes azotan el mercado de materias primas

El mercado de materias primas puede verse seriamente afectado por la temporada de huracanes que se avecina. como ya sucedió con anteriores como el Katrina. Ello ha alertado a los organismos norteamericanos e internacionales.

¿Hasta qué punto la meteorología puede afectar al desarrollo de los mercados? ¿Puede un huracán sacudir las cuentas de resultados de una empresa o la cotización bursátil? Los desastres naturales van siempre directamente relacionados con turbulencias en los mercados. Sirva el terremoto de Japón o del huracán Katrina como ejemplo. En las últimas semanas, los mercados de materias primas pueden verse seriamente afectados por la temporada de huracanes que se avecina.

Las malas previsiones meteorológicas pueden afectar a sectores muy dispares, desde los mercados energéticos (petróleo o gas natural) hasta la producción de zumo de naranja.

Los huracanes amenazan a las materias primas

Las previsiones de Administración Oceánica y Atmosférica del Estados Unidos (NOAA por su siglas en inglés) ha previsto fuertes huracanes para esta temporada (de junio a noviembre). Los expertos de la Universidad de Pennsylvania han predecido la formación de entre 12 y 20 tormentas, de entre las cuales de 6 a 10 se prevé que asciendan a la categoría de huracán.El mercado de las materias primas ha protagonizado en el presente ejercicio una de las escaladas bursátiles más significativas. El barril de Brent ha alcanzado cotas de 115 dólares, revalorizándose el 24 por ciento, mientras que el oro y la plata tocan cimas históricas, apreciándose el 9,6 por ciento y el 18,7 por ciento en lo que va de año. Uno de los principales catalizadores son los países emergentes, entre ellos China y Brasil, cuya demanda agregada sigue siendo uno de los principales impulsores del mercado. Además, muchos inversores acuden a las materias primas como valor refugio, a causa de las turbulencias en los mercados bursátiles y la caída de divisas consideradas tradicionalmente como tales, como el dólar estadounidense.

Aun atendiendo a la inestabilidad causada por los azotes meteorológicos, el futuro sigue siendo esperanzador para las materias primas. Según Goldman Sachs, el barril de Brent alcanzará a final de año los 130 dólares, y se espera que tanto la plata como el oro se revaloricen un 5 por ciento.

Sin embargo, esta misma revalorización sin freno de las materias primas puede significar un duro azote para los mercados y la evolución de los precios. Dichos valores, tradicionalmente estables, están sujetos ahora a los vaivenes del mercado, haciendo tambalear con ello los precios y la inflación. Esta preocupación ha sido expresada recientemente por el Presidente del Banco Central Europeo Jean Claude Trichet, y podría ser uno de los motivos de la decisión del organismo de subir los tipos de interés.

Foto: Jurema Oliveira, Wikimedia Commons

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...