La tasa Tobin fracasa en Francia

Francia pensaba recaudar 1.600 millones de euros con la tasa Tobin, que graba las compras de acciones de las grandes empresas francesas, aunque se calcula que solo conseguirá entre 600 y 800 millones.

Mientras la Comisión Europea se plantea cada vez más en serio introducir la tasa Tobin -de hecho, lo hará en 2015-, Francia, que la introdujo en el mes de agosto, ve como su implantación ha fracasado y solo recaudará entre 600 y 800 millones de euros de los 1.600 que el Gobierno galo tenía previsto conseguir gracias a ella. Esto ya se pudo entrever en los cinco meses que estuvo vigente esta tasa en 2012, cuando solo se recaudaron 250 millones, menos de la mitad de los 550 que tenía previsto, tal y como explica Le Figaro.

La tasa Tobin es la forma con la que se conoce popularmente la Tasa sobre las Transacciones Financieras (TTF), que impone un gravamen del 0’2% en la  compra de acciones de las 109 empresas francesas que cotizan en la Bolsa de París y que tienen una capitalización que supere los 1.000 millones de euros. Según los datos de Nyse-Euronext, el intercambio de acciones no sometidas a la tasa Tobin entre los pasados meses de agosto y noviembre cayó un 10%, y a las que se aplicaba el nuevo impuesto lo hicieron un 21%.

Bertrand de Saint Mars, delegado general adjunto de la Asociación Francesa de los Mercados Financieros, explicó en el diario galo que el fracaso de la tasa Tobin se debe al «miedo» que ha despertado en muchos inversores extranjeros, que «han preferido no tratar las grandes acciones o se han decantado por productos derivados que replican el producto real sin verse sometidos» a esta tasa. Saint Mars añadió que esto «es el colmo para un impuesto que pretendía desincentivar la especulación».

El Gobierno francés hace una lectura diferente, y justifica la poca recaudación del nuevo impuesto por algunos operadores extranjeros que son «malos pagadores», un problema difícil de solucionar por las pocas herramientas que tiene el fisco galo para atraparlos. El ministerio de Finanzas no se muestra preocupado por el descenso, que no perjudica a la economía real, explica, porque las operaciones «no eran útiles».

Pese a llevar en vigor poco más de seis meses, esta tasa ya tiene fecha de caducidad, 2015, cuando la Comisión Europea ponga en marcha su tasa sobre las transacciones financieras, presentada hace pocas semanas, que de momento se aplicará en 11 países comunitarios, entre ellos España, Alemania o la propia Francia. Su objetivo, recaudar entre 30.000 y 35.000 millones de euros al año. Parte del éxito o el fracaso de la aplicación de la TTF en el viejo continente dependerá de la colaboración entre las autoridades fiscales de los diferentes países para su cobro.

Foto: Roman Lashkin

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...