El Tratado de Libre Comercio entre EEUU y la UE sufre otro aplazamiento

La votación sobre el polémico asunto del arbitraje se pospone hasta julio ante la inexistencia de una postura consensuada. Los plazos originales siguen alargándose considerablemente.

comercio

El TTIP (Transatlantic Trade and Investment Partnership, Asociación Transatlántica para el Comercio y la Inversión) se ha convertido en una pieza clave en los debates ideológicos de Europa. Recordando, con los matices que se quiera, a las acaloradas campañas a favor y en contra de la permanencia de nuestro país en la OTAN, también en este caso parece que existen dos bandos claramente posicionados. Esta división se eleva a su máxima expresión en el Parlamento Europeo, el órgano encargado de tramitar las bases del acuerdo.

Tras dos años de actividad parlamentaria, el TTIP comienza a vislumbrarse en el horizonte pero sigue siendo más un objetivo que una realidad. El grupo parlamentario del Partido Popular Europeo es el gran valedor del acuerdo, al menos, en su sentido más amplio y cercano a la posición de Estados Unidos, pero los grupo Liberal y Socialdemócrata también han mostrado su postura favorable al acuerdo aunque con ciertas reservas. Por el contrario, la Izquierda Unitaria Europea, Los Verdes y otros grupos euroescépticos abanderan la oposición al tratado.

Esta división no ha evitado que las negociaciones hayan ido avanzando, a un paso exasperantemente lento, todo hay que decirlo, hasta llegar a la cuestión del arbitraje. Lógicamente, la habilitación de un espacio de libre comercio con una menor carga reguladora requiere que el organismo o las instituciones facultadas para mediar en los diferentes arbitrajes entre las partes tengan un gran consenso. El pasado 10 de junio, la división en torno a este y otros temas (como el poder real de los Estados) provocó que se aplazara la votación.

El motivo de este aplazamiento es que no estaba garantizada una mayoría cualificada para sacar adelante tan cruciales temas. Para evitar la situación de una fuerte división parlamentaria e, incluso, de una posible victoria de los detractores del TTIP alineados con los críticos con algunas cuestiones, la votación se suspendió en el último momento con carácter indefinido (presumiblemente, se retomará en julio cuando se acerquen las posturas de los grupos mayoritarios). El TTIP prolonga su aparentemente eterna tramitación.

Vía: El País

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...