El mayor acuerdo internacional de libre comercio cierra el Pacífico a China

El Tratado Transpacífico aglutina a doce países que suponen conjuntamente el 40% del PIB mundial. China es la gran perjudicada mientras Norteamérica toma oxígeno.

comercio

La economía es la mayor arma en materia de geopolítica. Las intervenciones militares entre grandes naciones han sido completamente superadas por el paso del tiempo y pocos discuten que las alianzas económicas son la auténtica base de las relaciones internacionales actuales. A través de este prisma no es difícil ver cómo el acuerdo de libre comercio que van a suscribir doce países con salida directa al Pacífico puede modificar drásticamente la correlación de fuerzas en tan inmensa zona. Un nuevo envite del duelo entre Norteamérica y China.

El Tratado Transpacífico (TTP) estrechará los lazos comerciales entre Estados Unidos, Canadá, Japón, Australia, Nueva Zelanda, Chile, Perú, México, Malasia, Vietnam, Singapur y Brunei, dando origen al mayor acuerdo para crear una zona internacional de libre comercio en toda la historia. Según algunos analistas, sería necesaria remontarse a la Edad de Oro del Imperio británico para encontrar una mayor interconexión económica entre distintas partes del mundo, con el no pequeño matiz de que ahora son una docena de estados soberanos quienes han creado dicho espacio comercial.

Aunque resulte un tanto complicado cifrar el impacto que puede tener el acuerdo en el crecimiento económico de los países implicados, conviene tener presente que las economías en liza suponen, en su conjunto, el 40% de la riqueza global. A priori, los potentes sectores exportadores de cada país van a salir muy reforzados tras la firma del tratado, reduciendo su exposición a mercados donde encuentran más trabas o con peores perspectivas (caso de la mayor parte de Latinoamérica o de China). Ahora bien, en el acuerdo se echa en falta a una economía importante.

Corea del Sur ha rechazado, por el momento, suscribir el TTP, una decisión un tanto desconcertante habida cuenta de que no parece contar con la capacidad suficiente como para hacerse un hueco entre los gigantes exportadores de la región. China e India también quedan fuera después de haber sido invitadas. En el primer caso se daba por sentado que se respondería negativamente, esperando ahora alguna reacción. Ahora, los parlamentos nacionales deberán ratificar la asociación.

Vía: El Mundo.

Foto: TZIDO SUN

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...