Bruselas retirará las compensaciones por el veto ruso salvo casos justificados

El 30 de junio finalizarán las ayudas comunitarias a los sectores más afectados por la prohibición rusa de importar determinados productos de la UE.

rusia

Hace ahora un año, la Unión Europea (UE) y Rusia iniciaron su particular refriega diplomática a cuenta del apoyo de este país a las fuerzas separatistas del este de Ucrania. En medio de una catarata de acusaciones cruzadas, la UE apoyó una serie de sanciones a la Federación rusa junto con países como Estados Unidos, Canadá o Noruega. Sobre todos ellos recaería la prohibición rusa de exportar determinados productos al país, un veto que afectaba especialmente al sector agrario. La UE trató de compensarlo con ayudas.

El próximo 30 de junio expirará el periodo de vigencia de estas compensaciones y el Comisario de Agricultura de la UE, Phil Hogan, ya anunciado que no se ampliará el plazo con carácter general. En todo caso, se examinarán qué casos requieren la continuidad de ayudas públicas y se decidirá de manera individual sobre cada uno de ellos. Se trata de una decisión coherente por cuanto vinculada la continuidad de la entrega de fondos a las necesidades reales del sector. En su lugar, el comisario pide ampliar los mercados.

A modo de contraprestación, la UE ultima un acuerdo comercial con Vietnam que favorecerá especialmente la exportación de productos agroalimentarios al país asiático. Lógicamente, no se trata de una solución definitiva al cierre de las puertas del mercado de Moscú, aunque es un primer paso para consolidar negocios alternativos. Todas estas novedades han sido transmitidas personalmente por el comisario Hogan a un gran grupo de asociaciones de productores españoles. En dicho encuentro, los representantes españoles han pedido más margen para las ayudas pero han dado por buenas las explicaciones comunitarias.

Como no podía ser de otro modo, el Tratado de Libre Comercio entre la UE y Estados Unidos ha vuelto a salir a escena en la reunión. Los productores han expresado su preocupación por el hecho de que los productos norteamericanos puedan entrar en los mercados europeos sin tener que superar las mismas trabas que los autóctonos. En este sentido, las asociaciones creen que los gobiernos comunitarios deberían mantener sus exigencias de calidad en el nuevo escenario.

Vía: ABC.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...