Vivir de opciones binarias

La inversión en opciones binarias es una actividad que obliga a los inversores a conocer de primera mano los mercados y a evaluar debidamente la relación riesgo/beneficio.

opciones binarias

En el post sobre opciones binarias tuvimos una primera aproximación a uno de los ámbitos de inversión más rentables y a la vez arriesgados que existen. Las opciones binarias son consideradas por los inversores bursátiles más avezados como una suerte de reto a su pericia y visión del mercado. No en vano, para acertar con estas apuestas es necesario un elevado grado de conocimiento de los valores en que se invierte y de las características técnicas de la plaza en que se opera. Por ello, sí, puede vivirse de opciones binarias siempre y cuando no se pierda la perspectiva.

Como comentamos, las opciones binarias consisten en la compraventa de acciones en muy breve espacio de tiempo con objeto de rentabilizar una tendencia alcista clara pero fugaz. Las ventajas, que pueden conseguirse plusvalías increíbles en una hora. Las desventajas, que no existe colchón en caso de error, es un todo o nada. Por consiguiente, lo primero que debe construir alguien que desea vivir de este sistema o, como mínimo, extraerle jugosos beneficios, es una buena estrategia de trading. No hay secretos que conduzcan al éxito como si de algoritmos matemáticos se tratara, es una cuestión de observación.

Las opciones binarias son inversiones a muy corto plazo, elevando a su máxima expresión la etiqueta de ‘shorts’ (operaciones o posiciones cortas). Sin embargo, a diferencia de los ‘shorts’ clásicos, que suelen tener un cariz bajista (vender acciones para luego recomprarlas a precios más bajos), las operaciones binarias se efectúan exclusivamente al alza. Ello exige conocer muy bien la evolución histórica de los valores en los que se sopesa invertir. ¿Por qué? Esencialmente, porque si tomamos como tendencia clara un repunte esporádico podemos incurrir en el error de visualizar una revalorización que finalmente no tenga lugar.

Sobre cómo detectar una invitación a comprar acciones binarias se ha escrito mucho y al final todos los manuales se resumen a una compleja combinación entre conocimiento técnico y pericia observadora. No hay una señal clara que indique que unos valores en particular van a seguir subiendo durante las próximas horas y que hay que habilitar estas opciones para rentabilizar su escalada. Generalmente, los inversores más experimentados se mueven por caminos diferentes al del que podríamos calificar como repunte sorpresa, consistente en un valor que, sin motivo aparente, comienza a subir. Si nada justifica esta subida, las sorpresas pueden ser muy desagradables.

Bien. Realizadas las salvedades más importantes, entremos en materia sobre las mejores formas de utilizar las opciones binarias. Ligado a lo anterior, todo aquel inversor que se plantee realizar este tipo de operaciones debe estar al corriente de la actualidad informativa bursátil. Esta si es una clave de bóveda muy importante, puesto que los crecimientos fulgurantes e inesperados se producen al abrigo de noticias que permiten a los inversores reevaluar al alza un valor. Dicho de otro modo, para asumir los riesgos que conllevan estas compras se debe tener muy claro qué es lo que empuja hacia arriba los títulos.

Una fusión, una inversión muy importante, un acuerdo comercial o la adjudicación de un contrato millonario suelen ser algunas de las causas que más se repiten en estos rallies bursátiles. La duda que surge a continuación parece evidente, ¿debo estar permanentemente alerta de que se produzcan noticias de este tipo? En realidad, cuando un inversor se toma su actividad casi como una profesión (en no pocos casos lo es) no es que se preocupe por estar al tanto de todo, sino que su pasión por los mercados le lleva a interesarse por la actualidad de empresas e índices.

Comentada la mejor forma de distinguir un potencial alcista claro de uno incierto, llega el momento de perfilar la estrategia para tomar posiciones. En primer lugar, debe dilucidarse qué inversión estamos dispuestos a llevar a cabo, realizando para ello un análisis de riesgo/beneficio. Esto no se debe plantear instantes antes de comprar los títulos, sino que ha de ser un criterio permanente que hemos fijado con anterioridad para actuar en casos de este tipo. Si minutos antes de realizar una compra nos paramos a ver cuánto tenemos y cuánto nos jugamos, se asumen riesgos muy considerables.

Por supuesto, existe una parte de la inversión que se decide justo en el momento de invertir, puesto que hay que saber qué circunstancias específicas concurren en cada caso. Lo más sensato es que se comience con cantidades pequeñas, casi como un muestreo para ver cómo se nos da esta actividad, procediendo a elevar el capital inversor a medida que se gane experiencia en el mercado. Sobre la cuantía exacta a invertir no hay nada escrito y cada cual debe evaluar los riesgos y las posibilidades del momento, pero no es recomendable jugarse más del 20% del capital disponible para inversiones.

Llegados a este punto, conviene resolver una duda fundamental: ¿qué entendemos por vivir de las opciones binarias? Generalmente, quienes invierten de esta forma no suelen restringir su actividad bursátil a este formato, sino que es un complemento más o menos relevante dentro de una estrategia más amplia. No somos nadie para recomendar el grado de exposición o de dedicación que debe seguirse con las inversiones binarias, pero consideramos que no pueden suponer el 100% de las inversiones que un particular tenga en marcha.vivir de opciones binarias

Otra consideración a tener en cuenta es el capital inicial de cada uno. Existen historias muy románticas sobre inversores que pasaron poco menos que de la nada al todo y que publican tutoriales complacientes en Internet para enseñar sus métodos. La realidad es que si el capital es exiguo y se corre el riesgo de jugárselo íntegramente a las primeras de cambio para obtener una gran rentabilidad, podemos quedarnos con el monedero vacío en cuestión de minutos. No acortemos plazos, si nuestra estrategia es acertada los frutos acabarán llegando en su momento de maduración.

Como puede verse, vivir de opciones binarias tiene un componente psicológico muy acusado. Los inversores han de mantener los nervios a prueba de sustos muy grandes, siendo capaces de ver cómo los títulos que han adquirido se desploman en momentos puntuales. Las operaciones binarias dejan muy poco margen, cierto, por lo que una caída importante suele ser irreversible. Ahora bien, la lectura de esto es que de igual modo que en una sesión podemos conseguir mucho dinero, en otra podemos perderlo.

La mejor formad de cubrirse ante este eventualidad prácticamente inevitable es reinvertir lo ganado en operaciones anteriores. Si un inversor mantiene siempre el mismo capital y se gasta las plusvalías generadas en otras actividades, cuando lleve a cabo una inversión errada verá cómo su capital sufre un serio mordisco, reduciendo sus posibilidades en futuras operaciones. Una buena estrategia implica mover siempre el mismo capital o ir incrementándolo, por lo que, en cierto sentido, saber cómo ahorrar también es importante para vivir de opciones binarias.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...