Prima de riesgo y bolsa se disocian por los mismos motivos

Los mercados de deuda y acciones reaccionan de manera muy diferente a los grandes focos de incertidumbre, canalizando el capital hacia los primeros.

bolsa

Puede parecer algo así como conseguir la cuadratura del círculo pero en realidad es sumamente lógico que las primas de riesgo y las bolsas respondan de manera diametralmente opuesta ante una misma situación. Vamos a tratar de contextualizar esto. En el crítico verano de 2012, al igual que en el de 2010, la incertidumbre en torno a la zona euro hundió las bolsas y disparó los costes de financiación de los países. Es decir, frente a un gran riesgo, los mercados crediticio y bursátil reaccionaron igual.

Sin embargo, de un tiempo a esta parte las tendencias son precisamente las contrarias. Aunque en momentos puntuales puede haber una sincronización más o menos clara en sus trayectorias, las primas de riesgo tienden a relajarse mientras que los parqués deambulan entre el estancamiento y las caídas. Por poner cifras al asunto, al cierre de esta edición, la prima de riesgo española acababa de establecer un nuevo mínimo anual en los 102,5 puntos básicos, muy por debajo de los máximos marcados en junio tras el ‘Brexit’ (165,4).

Por el contrario, el Ibex-35 se encontraba en los 8.489,6 enteros, exactamente a la mitad entre sus niveles máximo y mínimo establecidos en 2016, 7.579,8 y 9.446,2 puntos, respectivamente. ¿Por qué se da esta circunstancia? Esencialmente, el inversor parece haber arrojado la toalla en la batalla por la rentabilidad y está anteponiendo los activos seguros. La deuda pública de la zona euro cumple esta función, por lo que los intereses ofrecidos a los compradores se reducen ante la gran demanda. Consecuentemente, las primas de riesgo bajan de manera perceptible pese a la incertidumbre.

El reverso de la moneda lo ponen las bolsas, cuya volatilidad no seduce a unos inversores cada vez más cautelosos. De igual modo, algunas de las compañías cotizadas más grandes están relacionadas con el sector financiero, como los bancos, un ámbito que encuentra crecientes dificultades para conseguir rentabilizar su modelo de negocio. Nuevamente, el ‘Brexit’ también genera desconcierto no solo de cara a invertir en empresas británicas sino en cualquier otra expuesta este mercado.

Vía: Cinco Días.

Foto: © davidewingphoto

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...