¿Por qué los inversores compran bonos con intereses negativos?

El bono alemán a diez años se situó el pasado viernes en el -0,025%. Es la primera vez que cotiza en niveles negativos.

invertir

En las últimas semanas, la incertidumbre política en España (con Unidos Podemos destacándose en la segunda posición en las encuestas) y la perspectiva de que se materialice el ‘Brexit’ han tenido un lógico impacto en las bolsas. Sus efectos también se han dejado sentir en el mercado secundario de deuda, en el que los inversores han realizado distintos cambios de estrategia para protegerse frente a la inseguridad. Uno de los comportamientos más destacados fue la compra de bonos alemanes con intereses negativos. ¿Qué sentido tiene esto?

Efectivamente, en las jornadas finales de la semana pasada, numerosos inversores procedieron a comprar títulos de deuda pública alemana asumiendo rentabilidades negativas nunca antes vistas. El bono alemán a diez años, el que sirve como referencia en el mercado, se vendió el pasado viernes con un interés del -0,025%, algo que no había sucedido hasta la fecha. Es cierto que la deuda alemana lleva más de cuatro años dejándonos estampas como esta pero el ‘bund’ con vencimiento a una década siempre se había mantenido en terreno positivo.

Los motivos que explican esta situación son variados. En primer lugar, los inversores que mueven grandes cantidades de dinero compran estos activos como si se tratara de una caja fuerte. Esto es, no hablamos de una inversión propiamente dicha (porque no va a generar plusvalía alguna) pero los compradores blindan su dinero frente la incertidumbre. Tradicionalmente, los depósitos cubrían esta necesidad, si bien el actual contexto de bajos tipos ha dejado su rentabilidad cercana al 0% y se da por sentado que el Estado alemán presenta un menor riesgo de quiebra que cualquier banco.

El miedo no es la única razón que explica este comportamiento aparentemente ilógico (al fin y al cabo, se presta dinero perdiendo dinero). Las perspectivas de que el actual contexto de bajos tipos se mantenga o incluso se agrave lleva a muchos inversores a pensar que es mejor un -0,025% ahora que un -0,05% a la vuelta de seis meses. En definitiva, una clara muestra de la creciente aversión financiera al riesgo.

Vía: Expansión.

Foto: invertir vía Shutterstock

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...