Los valores con más cuerpo del IBEX

La situación de los mercados impone ser extremadamente selectivo a la hora de elegir la inversión en el IBEX, pero el selectivo todavía ofrece interesantes posibilidades encarnadas en valores con buenas perspectivas o un perfecto saneamiento.

Después de los vaivenes sufridos en la bolsa en los últimos meses, no es de extrañar que el inversor sea reacio a depositar su confianza y su dinero en el parqué. Sin embargo, no todos los valores se han comportado de la misma manera, y no todos los activos son susceptibles de no recuperarse. Aun el varapalo sufrido en el último mes de agosto, en el que el IBEX 35 se ha dejado un 10 por ciento, agonizando por debajo de los 9.000 puntos, algunas compañías han aguantado mejor el azote del mismo e imponen síntomas de recuperación más optimistas. Aun así, es necesario ser todavía más selectivos.

Los analistas recomiendan que en tiempos de excesivas turbulencias y falta de confianza en los mercados lo fundamental es ‘hacerse con una buena cartera de valores’. La táctica es centrar la atención en las compañías que presenten resultados más sólidos, independientemente de la evolución a corto, pues son las más proclives a recuperarse en menos tiempo.

Bolsa de Madrid

En cuanto a resultados, los datos del segundo semestre no han sido excesivamente malos, pese a que éstos en ocasiones no se tienen en cuenta a corto plazo en las cotizaciones. En este sentido, OHL ha incrementado su beneficio un 19,4 por ciento respecto al mismo período del año 2010. La presencia de la constructora en mercados emergentes, como Brasil, podría dar un empujón a su recuperación, y la ejecución de nuevos proyectos, como el nuevo parque eólico en el Reino Unido, podría significar un revulsivo de cara a la cosecha de mejores cifras en los próximos meses.

Otra compañía con buenas cifras en su haber es Enagás, que se embolsó en el segundo trimestre 84,7 millones de euros, una cifra que supera en un 5 por ciento los resultados del trimestre anterior. La empresa anunció la subida del porcentaje destinado al pago de dividendos hasta el 65 por ciento, haciendo acopio de su alta rentabilidad, aunque en el mes de agosto se haya dejado cerca de un 7 por ciento.

Otro ejemplo de las compañías con buenas perspectivas y malos datos es Amadeus. Aunque ha perdido un 15 por ciento en lo que va de año, los analistas creen que es un valor especialmente interesante, pues sus beneficios durante el primer semestre casi se han triplicado, por lo que podría estar cotizando por debajo de su precio objetivo.

Finalmente, al margen de la evolución de la cotización, otro aspecto crucial a tener en cuenta es el reparto de dividendos. En este campo, Telefónica es la reina. Con una remuneración de 1,75 euros por acción entre 2012 y 2013, supone una buena opción para contener la inversión a medio plazo. Santander también se encuentra entre las empresas más generosas, con un 9,8 por ciento de rentabilidad en dividendos. En resumen, ahora, más que nunca, la paciencia y un criterio extremadamente selectivo son los mejores bálsamos a la hora de invertir en el IBEX.

Foto: Alavisan, en Wikimedia Commons

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...