Las cotizadas reparten 3.560 millones en dividendos

Las empresas que cotizan en bolsa han repartido entre sus accionistas 3.560 millones de euros en concepto de dividendo.

Las empresas que cotizan en bolsa han generalizado el reparto de dividendos como práctica habitual a la hora de rentabilizar sus frutos. Según datos de Bolsas y Mercados Españoles (BME), estas entidades han repartido entre sus accionistas 3.560 millones de euros en concepto de dividendo, informa Europa Press.

La política de retribuciones a los accionistas parece ser la técnica seguida por la mayoría de las empresas a la hora de fidelizar inversores. Dicho método es una estrategia pensada para evitar éstos se vean obligados a vender sus títulos en un mercado flojo, esto es, con pocos compradores y muchos vendedores. Según la información de BME, el indicador de dividendos ha aumentado alrededor del 30% en comparación con el mismo período del ejercicio anterior, una medida que ha ido de la mano con la evolución del parqué en los últimos meses.

En 2010, los dividendos arrastraron unos 5 puntos al IBEX35. La situación se ha mantenido más o menos estable hasta la actualidad, momento en el que la progresiva recuperación de las cotizaciones del IBEX ha contagiado también a la profusión de los dividendos, y éstos a su vez han contribuido a repuntar el índice.

Partiendo de los datos de cotizaciones de cierre a día 31 de marzo y los pagos efectuados por las empresas cotizadas durante los doce meses anteiorres, 51 empresas presentaban una rentabilidad por dividendo superior al 2,178%. En 16 compañías, la rentabilidad por dividendo supera el 5%, y el 12 entidades alcanzan cifras superiores al 6%.

Telefónica y Banco Santander son los casos más sonados. Los consejos de admistración de ambas empresas han considerado el reparto de dividendos como una estrategia vertebradora dentro de sus políticas financieras. Sin embargo, no son los únicos casos de reparto de dividendos. Según datos de Bolsas y Mercados Españoles, las empresas que más rentabilizan sus ganancias entre los inversores son Dinamia (con rentabilidades superiores al 8%), y BME (superiores al 7%).

La obtención de dividendos es un suculento atractivo para inversores, pues genera una alta rentabilidad a medio plazo, un hecho especialmente valorado en un momento de estancamiento económico. Además, según los analistas, las empresas que reparten dividendos son más rentables que las que no lo hacen, y esta práctica está directamente relacionada con la obtención de beneficios futuros. Una buena noticia, aunque sólo sea para arrastrar al alza las cotizaciones de las empresas cotizadas en un momento de incertidumbre tanto para las compañías como para sus inversores.

Foto: Svilen.milev, Wikimedia Commons

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...