La desinversión en España se dispara

Los inversores extranjeros sacan de España 93.000 millones de euros

Que desde el exterior son conscientes de la delicada situación en la que España se encuentra es algo que podíamos imaginar. El problema, uno de ellos, de esta imagen que mostramos fuera de las fronteras es la falta de solvencia que arrastramos, lo cual repele a los inversores extranjeros.

Prueba de ello es que  los inversores internacionales retiraron 93.388,5 millones de euros en bonos y acciones españolas durante los ocho primeros meses del 2012. Una cifra que triplica a la del mismo periodo del ejercicio anterior, cuando se retiraron 31.801,3 millones de euros, tal y como demuestra el saldo de inversiones de cartera del exterior en España, publicada este miércoles.

«Cuando un inversor francés o de cualquier otro país ha de comprar deuda, si se trata de un país como España, que está a un escalón del bono basura, se lo piensa dos veces», ha explicado Jordi Fabregat, profesor de Esade, a La Vanguardia.

Pese a estos datos, los expertos consultados por el periódico catalán indican que no hay necesidad de preocuparse en exceso. «No creo que haya una salida de capitales de forma alarmista y masiva como reflejan las estadísticas», según indica el director del servicio de estudios de Catalunya Caixa, Ramon Roig, para quien «de esos 93.000 millones, probablemente buena parte corresponde a desinversiones en deuda pública de inversores internacionales».

«Lo que está sucediendo», según Fabregat, » es que cuando le vence un bono a un banco extranjero o a otro inversor, este lo cobra y se lleva el dinero a otra parte».

Es normal, «los extranjeros no tienen confianza en España, prefieren tener su dinero en otro país más seguro. Todo va unido a la prima de riesgo«, asegura la economista Carmen Jover. Además, «los nacionales también están sacando el dinero», algo que en su opinión es un error. «Es más seguro tener el dinero en un fondo de inversión español que invierta en sociedades extranjeras solventes que llevarlo directamente fuera del país. Si se invierte bien, en sociedades líquidas y sin riesgo, no es necesario hacerlo fuera, porque en el caso de necesitar el dinero, lo tienes».

Lo que está claro es que el efecto miedo nos está pasando factura. La única nota positiva es que, tras más de un año de desinversiones, el pasado mes de agosto se produjo un aumento de la inversión extranjera en España, cuando desde el extranjero se invirtieron 2.340 millones de euros en compras de deuda y acciones. Una tendencia motivada por las medidas anunciadas entre junio y julio de que la Unión Europea iba a comprar deuda española.

Foto: Eurocrisisexplained.co.uk

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...