La CNMV presenta un ‘semáforo’ para inversores

El nuevo código para inversores divide los productos financieros en cinco clases según los niveles de complejidad y riesgo que plantean e incluyen colores indicativos.

semaforo

Fuertemente criticada por su tardía reacción ante la estafa de Gowex o la nula respuesta durante la comercialización de las participaciones preferentes por parte de algunas entidades, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) se sitúa en el blanco de todas las críticas por su laxo papel como regulador bursátil. Uno de los últimos episodios que comprometieron la imagen de la institución fue la tardía suspensión de la cotización de Jazztel cuando Orange presentó su opa, permitiendo una escalada alcista en sus títulos.

Revolviéndose ante las críticas, la CNMV ha presentado un nuevo código para alertar a los inversores sobre los riesgos que plantea hacer negocios con determinados valores. Se trata de un sencillo gráfico de cinco colores que aparecerá junto a cada compañía cotizada para informar sobre su estado. De este modo, la clase ‘A’ incorpora un color verde intenso y engloba a los productos menos volátiles y con una perspectiva relativamente clara a tres años vista. La clase ‘B’ por su parte resalta igualmente la estabilidad del valor precisando que incorpora condiciones más complejas.

La clase ‘C’, que se tiñe de amarillo, indica que se trata de una inversión de riesgo moderado o medio pero que aun así presenta la garantía de devolver hasta el 90% de la inversión. Pasando a los niveles más especulativos, la clase ‘D’ presenta una tonalidad marrón, siendo la más habitual en las bolsas por tratarse de inversiones no aseguradas en valores sometidos a una fuerte fluctuación (esto es, la inversión bursátil). Por último, el color rojo de la clase ‘E’ indica que dichos productos incluyen derivados.

El código de la CNMV ha sido recogido en cualquier caso con bastante escepticismo por parte de las propias compañías y de los analistas. Las primeras consideran que, dado que la mayoría de productos serán catalogados con una etiqueta marrón (clase ‘D’) los usuarios podrían asumir erróneamente que son activos de alto riesgo, cuando se trata de títulos bursátiles sin más. Los expertos consideran que cualquier inversor que necesite estos colores no está preparado para invertir.

Vía: Cinco Días

Foto:  carlescv

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...