La Caixa activa la cuenta atrás para su salida a bolsa

La Caixa calienta motores para la que será el corolario de su capitalización

La Caixa calienta motores para la que será el corolario de su capitalización: la salida a bolsa. La entidad financiera catalana ha hecho públicos los resultados correspondientes al primer trimestre del año en un intento por dejar clara su solvencia de cara a la cotización de sus valores. La entidad ha declarado un beneficio neto de 336 millones de euros en el primer trimestre, un 33% menos que en el correspondiente al año anterior. Aún así, La Caixa puede presumir de haber experimentado un aumento del 5,3% de sus ingresos, un capital que supera los 439.000 millones. Dicha medida ha permitido a la entidad financiera mantener su solvencia y alcanzar un ‘core capital’ superior al 9%, un dato especialmente significativo que le ha llevado a cumplir con creces los criterios establecidos por el Banco Central de España de cara al proceso de capitalización de las entidades financieras.

José María Nin, vicepresidente ejecutivo de La Caixa

Según datos de la propia entidad, parte del volumen de negocio tiene su origen en el incremento de los ingresos por comisiones, como consecuencia, según afirma la propia entidad, del aumento de la actividad, en especial los derivados del negocio empresarial, así como de inversión, fondos y seguros.

Sin embargo, uno de los mejores activos de la entidad ha sido la rebaja de la morosidad, que ha caído al 4%. Un dato que contrasta con el 6% de media que soportan las entidades financieras del país, y muy alejado de los ratios de morosidad que tienen las entidades financieras obligadas por su ahogamiento a pedir una inyección de liquidez al FROB. La caja que preside Isidre Fainé ha conseguido sanear sus cuentas y demostrar una holgada solvencia, con una liquidez cercana a los 20.000 millones, lo que supone un 7% del activo total de nuevo banco.

La salida a bolsa de La Caixa será la culminación de la conversión de la entidad en un banco cotizado, una decisión que culminaba el pasado mes de enero, después de que el banco decidiera cumplir con creces los requisitos establecidos por el Banco de España para sanear el sector financiero del país. La caja catalana decidió capitalizar el negocio financiero en un nuevo banco llamado Caixabank. Los activos de la sociedad pasaron a formar parte de una nueva empresa, llamada Microbank, que tiene previsto fusionarse posteriormente con la entidad matriz Criteria Caixa Corp, la entidad en la que la Caixa mantiene las inversiones de sus participaciones en empresas cotizadas del país.

Foto: Cambra de Comerç de Barcelona, Wikimedia Commons

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...