El Ibex-35 confirma su estancamiento en mayo

El empeoramiento de las previsiones macroeconómicas y el inesperado frenazo de Inditex frenan al selectivo madrileño.

Ibex 35

El principal selectivo español, el Ibex-35, encaraba 2013 con muchas expectativas de crecimiento. El sprint final del año pasado permitió aminorar las pérdidas respecto al 2011 y certificar una clara línea ascendente que se esperaba proseguiría el presente año. No en vano, el Ibex-35 abría enero en los 8.447,6 puntos y proseguía su escalada hasta alcanzar los 8.724,6 a finales de mes. No obstante, el selectivo madrileño se ha atascado notablemente en los meses siguientes entorno a los 8.300 puntos. Este estancamiento preocupa a los inversores, que consideraban que el Ibex sería una de las bolsas más atractivas en 2013, por lo que podrían empezar a dirigir sus inversiones hacia valores extranjeros.

El mes de mayo ha confirmado estos temores. Las primeras jornadas atisbaban cierta inercia ascendente, en consonancia con las últimas semanas de abril. Estas subidas se truncaron a mediados de mes, con caídas bastante pronunciadas que permitieron fijar nuevos soportes. Finalmente, el selectivo español cerraba mayo en los 8.320,6, lejos todavía de los mínimos anuales marcados en abril pero claramente por debajo de los objetivos marcados. Ello se explica fundamentalmente por la disipación definitiva de la euforia que prendió las bolsas europeas tras la histórica intervención de Mario Draghi en julio del año pasado. Ciertamente, el BCE ha dado algunos pasos en aras de beneficiar a las economías con mayores problemas (como las bajadas de tipos) pero no se han llevado a cabo medidas de gran calado.

Otra de las grandes rémoras del Ibex ha sido el frenazo de uno de sus valores líderes, Inditex. El gigante textil ha interrumpido su meteórico crecimiento y ha protagonizado fuertes caídas en el último mes, pese a lo cual sigue siendo el principal valor del mercado bursátil español. Tampoco ha ayudado el empeoramiento de las previsiones para España anunciado por el FMI y la OCDE. Ahora mismo se da ya por sentado que España va a caer con cierta fuerza este año (entorno al 0,6% del PIB) mientras que a finales de 2012 se creía que este año habría crecimiento.

Fuente: Expansión

Foto: ChIfcapsho

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...