El Ibex-35 cierra en verde un mes frenético

El principal selectivo español acaba el mes por encima de los 10.000 puntos a pesar de los múltiples factores desestabilizadores vividos en febrero.

bolsa

Desde luego, la bolsa española está haciendo gala de una considerable fortaleza durante los primeros meses del año. Una situación que ha sorprendido a no pocos analistas y que avala la recuperación, al menos en el plano bursátil, de nuestro país. El mes de febrero fue toda una prueba de fuego para los parqués de las economías que todavía caminan por el alambre. La inesperada devaluación del peso argentino, el caso Sacyr o la continuación de la retirada de los estímulos de la Fed fueron los principales focos de inestabilidad.

La crisis monetaria desatada en Lationamérica y otros países emergentes llegó a amenazar por momentos al conjunto de la economía mundial. Argentina, un país cuya deuda sigue instalada en el «bono basura», dio un nuevo giro a su política de bandazos económicos, depreciando su moneda y sumiendo al país en la volatilidad de los precios. Dado que numerosos pesos pesados del Ibex cuentan con una gran implantación en este país, cualquier indicio de desestabilización podía contagiarse con rapidez. Afortunadamente, el impacto fue menor de lo esperado.

También en el continente americano se produjeron los dos movimientos que más alarmaron a los analistas bursátiles del país. Por un lado, el progresivo enquistamiento del llamado caso Sacyr podía afectar de manera muy negativa a las constructoras españolas con presencia internacional. El asunto de los sobrecostes era especialmente delicado por cuanto comprometía la imagen de España como país serio y riguroso. El pacto de mínimos cerrado la pasada semana rebajaba al menos temporalmente la tensión.

Por último, la llegada de Janet Yellen a la dirección de la Reserva Federal vino acompañada por una nueva reducción de los estímulos. Un movimiento que, al coincidir con la crisis monetaria de las economías emergentes, provocó una devaluación generalizada de divisas como el real brasileño o el rand surafricano en comparación con el dólar. Nuevamente, las bolsas internacionales acusaron el golpe y se tiñeron de rojo. Finalmente, el Ibex-35 cerró el mes en 10.114,2 puntos, después de oscilar entre un mínimo de 9.725,4 puntos y un máximo de 10.242,5.

Vía: Infobolsa

Foto: Alberto Carrasco Casado

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...