El Empire State sale a Bolsa

La sociedad que gestiona el rascacielos Empire State Building está en proceso de entrar a participar en Bolsa, concretamente en el New York Stock Exchange (NYSE). De esta manera, Empire State Reality (que cotizará con el símbolo ESB y se puede conocer a través de su página web www.esbnyc.com) pretende conseguir 1.000 millones de dólares

El Empire State Building es uno de los edificios más emblemáticos de Estados Unidos y, posiblemente, el más famoso de los que se encuentran en Nueva York. Su construcción se inició el 17 de marzo de 1930. El edificio fue diseñado por William F. Lamb, socio de la empresa arquitectónica Shreve, Lamb y Harmon Associates. Anteriormente, el solar había cambiado de manos desde finales del siglo XVIII en múltiples ocasiones. Ahora, una porción de aquella historia, que forma parte de la historia de los Estados Unidos, puede ser tuya. Y es que la sociedad que gestiona el rascacielos está en proceso de entrar a participar en Bolsa, concretamente en el New York Stock Exchange (NYSE). De esta manera, Empire State Reality (que cotizará con el símbolo ESB y se puede conocer a través de su página web www.esbnyc.com) pretende conseguir 1.000 millones de dólares. Aún así, todavía está por ver el volumen de la operación y el precio de la acción, que saldrán a la luz en los próximos meses.  El anuncio de la operación coincide con el alza de los precios en el alquiler de oficinas y en él se asegura que la operación será gestionada por Bank of America y Goldman Sachs.

Vista del Empire State

El proceso de construcción del Empire State fue una de las más prodigiosas que se han realizado en el siglo XX. El rascacielos posee 102 plantas y una altura máxima de 443,2 metros, lo que le llegó a situar como el edificio más alto del mundo durante más de cuarenta años: desde que finalizaron las obras, allá por 1931, hasta 1972, cuando se levantaron las Torres Gemelas del WTC, destruidas en los atentados del 11 de Septiembre de 2001. La velocidad con la que se construyó el Empire State fue prodigiosa. En apenas unos meses, los 3.000 obreros que participaron en las tareas de edificación lograron poner en pie esta gran mole de cemento. En mayo de 1931, el presidente Herbert Hoover, en plena crisis económica derivada del Crack de la Bolsa de 1929, inauguró el rascacielos encendiendo sus luces a distancia desde Washington, DC.

Actualmente, el Empire State es el octavo edificio más alto del mundo, sin contar a las Torres Gemelas, destruidas hace más de una década. La clasificación la encabeza el Burdsch Chalifa de Dubai, que supera los 800 metros de altura, seguido de lejos por la Canton Tower de Guangzhou, con poco más de 600 metros de altitud.

Foto: morton

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...