El Ecofin se atasca con los rescates bancarios

Los ministros de economía de la eurozona siguen sin ponerse de acuerdo sobre las garantías de los depósitos.

Bolsa de Madrid

La desconfianza es uno de los peores aliados para superar la actual crisis económica. Por ello, nada resulta más contraproducente que las autoridades europeas no se pongan de acuerdo en temas tan importantes como la naturaleza y alcance de los rescates bancarios. Un desacuerdo que augura semanas de turbulencias en las bolsas y una nueva escalada de las primas de riesgo. Tras anunciar a bombo y platillo en la cumbre del G8 que la Unión Europea iba a defender a los ahorradores, el desenlace de la reunión del Ecofin ha sido bastante distinto. No ha habido sintonía y la cuestión de la seguridad de los depósitos sigue sin resolverse.

Eran ya las 3:30 de la madrugada cuando los ministros de economía de la zona euro abandonaban la reunión sin alcanzar siquiera un acuerdo de mínimos. Lo que estaba sobre la mesa era la facultad de los distintos Gobiernos de reducir el impacto de las quitas a los ahorradores tras un rescate bancario. Recordemos que, de acuerdo con la normativa comunitaria, únicamente los depósitos inferiores a 100.000 están asegurados en su totalidad. Con todo, hasta el polémico plan de rescate de la banca chipriota, este tipo de productos había sido sistemáticamente protegido en las intervenciones de la troika. Alemania y Finlandia son dos de los países más críticos con esta protección, ya que entienden que el pasivo de las entidades debe contribuir de algún modo a pagar la ayuda prestada. Por ello, ambos países buscan prorrogar el actual marco, dejando los depósitos más importantes fuera del fondo de garantía.

En el otro extremo, Francia y Suecia defienden que el porcentaje del dinero pasivo eximido de las quitas sea muy superior al 5% fijado por Alemania. Señalan además que los depósitos de pymes y autónomos deberían contar con mayores garantías de seguridad. Suecia iba incluso más lejos y exigía libertad absoluta para fijar sus propias condiciones a la hora de rescatar un banco. La postura de España es más ambigua, aceptando el marco propuesto por Alemania aunque desea conseguir un acuerdo más amplio.

Fuente: Expansión.

Foto / Alberto Carrasco Casado

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...