Declive y recuperación de las sicavs

Las sicavs (sociedades de inversión de capital variable, también conocidas como sociedades de inversión colectiva) han vivido tiempos muy buenos (antes de la crisis sellaron su época de máximo esplendor) y tiempos peores (en 2010, se intentó que fueran más controladas por Hacienda). Hoy en día, con el Partido Popular al frente, se pretende que vuelvan a gozar de los privilegios de antaño.

Las sicavs (sociedades de inversión de capital variable, también conocidas como sociedades de inversión colectiva) son un instrumento financiero que tuvieron el máximo esplendor en el año 2006. Desde entonces, su deterioro ha sido cada vez mayor hasta que ha llegado al poder el Partido Popular. Las sicavs permiten la inversión de dinero en activos financieros a través de la creación de una sociedad anónima. Esta herramienta ha sido objeto de controversia sobre su tributación a Hacienda. Y es que los accionistas de las sicavs utilizan estas para evadir impuestos, algo que ha sido muy criticado por la propia Agencia Tributaria.

Las sicavs vuelven a sonreír con el Partido Popular

Aunque funcionan como los fondos de inversión, pues poseen similares ventajas fiscales (la tributación es del 1%), las sicavs han logrado esquivar la legislación y situarse fuera del alcance de los inspectores de hacienda de manera que en ellas el fraude es un denominador común. Esto, al menos, era lo que se denunciaba desde el grupo parlamentario de Izquierda Unida. No obstante, la inmunidad fiscal de la que gozaban dichas sociedades se acabó en 2010, cuando una nueva legislación eliminó la ventaja de reducir de capital sin tener que rendir cuentas al fisco. Esta ganga fue utilizada por una gran cantidad de magnates que encontraron en las sicavs la mejor manera de evadir impuestos. Hasta que llegó la crisis.

En 2008, estas sociedades tocaron fondo y vieron muy difícil su recuperación. Desde entonces, se han mantenido bajo mínimos. El control fue cada vez mayor (sobre todo, con el cambio de legislación) y, por tanto, las sociedades que se dieron de alta en torno a esos años fueron más bien escasas (si comparamos estos datos con los de años anteriores). Únicamente con el cambio de gobierno han visto la luz al final del túnel. El Partido Popular ha tocado (casi) todos los impuestos, pero ha cuidado con no molestar las sicavs, que poco a poco parecen recuperarse. Sin duda, un síntoma de quién gobierna en Moncloa. Mariano Rajoy subió el impuesto de las rentas sobre el capital, algo que ha afectado a las sicavs, pero ha dejado que estas sociedades sigan tributando al 1% en el Impuesto de Sociedades, en vez del el 30% como suelen hacer el resto de sociedades. Quizás sea por no contradecir su programa electoral, pues los conservadores eran los únicos que no contemplaban un aumento de la tributación para las sicavs antes de las elecciones, pero lo cierto es que estas se están recuperando.

Foto: ppmadrid

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...