Bolivia lleva a cabo la expropiación de Red Eléctrica de España

El gobierno de Evo Morales ha intervenido la compañía española Red Eléctrica de España por falta de inversión de ésta en el territorio boliviano. Tras la reciente expropiación por el gobierno argentino de Repsol YPF, la noticia llegada desde Sudamérica ha sentado como un jarro de agua fría, pues pone en entredicho la capacidad inversora de las empresas españolas en el extranjero.

Tras la expropiación de la filial de Repsol, YPF, por parte del gobierno argentino de Cristina Fernández de Kirchner, llega otra mala noticia para las empresas españolas en el extranjero, concretamente en otro país de Sudamérica. Se trata de Red Eléctrica de España en Bolivia. El gobierno de Evo Morales ha intervenido la compañía por falta de inversión de ésta. Es un caso parecido al de Repsol, pero con sus matices. Mientras que los expertos y los máximos responsables de la Unión Europea creen que se trata de una expropiación muy diferente a la de Repsol, lo cierto es que es un ejemplo más de hacia dónde viran las políticas económicas de los gobiernos latinoamericanos. Bolivia, al igual que Argentina, ha ejercido su derecho a la gobernabilidad de su territorio, anteponiendo los intereses del país a los de una empresa extranjera.

Evo Morales

Sin duda, la expropiación de Red Eléctrica de España, aunque no se haya realizado de la misma manera (y modales) que la de Repsol, ha generado gran preocupación en el gobierno español, que cree intolerable estas actuaciones, ya que pone en entredicho la capacidad inversora de las empresas españolas en el extranjero. Lo cierto es que la debilidad de las compañías es evidente, pues ambas expropiaciones se han realizado ante la falta de inversión en el territorio que explotaban. El principal temor del gobierno español es que las políticas de expropiación se extiendan por otros países como Ecuador, Venezuela o Perú. Los dirigentes como Rafael Correa, Hugo Chávez u Ollanta Humala tienen bien claro que lo importante es el desarrollo en sus territorios y no van a consentir que una empresa extranjera opere en ellos sin invertir y contribuir a que su país avance.

Al igual que la expropiación de Repsol hace pocas semanas, la de Red Eléctrica de España tiene como principales afectados a los accionistas de la compañía. No obstante, las negociaciones para la indemnización de estos parece que será menos polémica que la de la empresa petrolífera, en la que su presidente, Antonio Brufau, pedía una cantidad por encima del coste real de YPF. Así, de Red Eléctrica de España reclama una compensación mínima de 67 millones de euros. Mientras que el gobierno boliviano se da un margen de seis meses para alcanzar un acuerdo. En definitiva, Evo Morales ha sabido jugar bien sus cartas y aunque no guste a Red Eléctrica de España, la empresa española ha entendido el proceso de expropiación.

Foto: sebastian-baryli

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...