Tarjetas opacas, una polémica que trasciende los muros de Caja Madrid

Partidos, sindicatos y patronales se ven salpicados por los abusos de sus representantes en Caja Madrid, con gastos ocultos de 15,25 millones de euros.

Logo de Caja Madrid

En los últimos días han proliferado las noticias sobre los supuestos abusos de las tarjetas de crédito corporativas por parte de la cúpula directiva de la antigua Caja Madrid. Los hechos, que se remontan como mínimo a 1999 y se extienden hasta 2012, han vuelto a colocar a los últimos gestores de la caja madrileña (que también fueron los ‘padres’ de Bankia) en el ojo del huracán mediático y judicial. Las ramificaciones de este caso trascienden incluso las puertas de la caja.

Por lo que respecta a Caja Madrid, la cantidad total desembolsada con tarjetas de representación durante los trece años especificados asciende a 6,28 millones de euros entre los principales responsables. Sin embargo, otros cargos, bien de la caja bien de la fundación, también tuvieron acceso a estas fuentes ilimitadas de crédito, dejando la cantidad total retirada en no menos de 15,25 millones de euros. A medida que se van desglosando los conceptos de los gastos se constata la escasa relación entre muchos de ellos con las actividades propias de un directivo bancario.

El 33,2% del agujero corresponde a retiradas de efectivo, una partida de muy difícil justificación ya que las tarjetas de representación solo suelen utilizarse para abonar compras. Igualmente desproporcionado parece el gasto en grandes superficies y en asuntos sin especificar, que suponen el 11,1 y el 13,4% del total respectivamente. Si tenemos en cuenta que la totalidad de directivos habían sido nombrados por un partido, por un sindicato o por la patronal, es lógico que ahora las responsabilidades se extiendan a estos ámbitos.

Partido Popular, Partido Socialista, Izquierda Unida, Unión General de Trabajadores, Comisiones Obreras y Confederación Española de Organizaciones Empresariales son las entidades a las que pertenecen los titulares de tarjetas opacas. Por ello, algunas de estas organizaciones y fuerzas políticas se han apresurado en presentar la dimisión de sus representantes en la caja, aunque las cantidades devueltas apenas suponen el 5% de todos los gastos. Por el momento, Rodrigo Rato y Miguel Blesa ya han sido imputados por este asunto.

Vía: El País.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...