Sanción histórica para Bank of America

La segunda entidad financiera de Estados Unidos deberá pagar una multa de 12.525 millones de euros para compensar la comercialización de hipotecas basura.

La crisis de las hipotecas ‘subprime’ fue el elemento más característico de la primera fase de la Gran Recesión. Por aquel entonces, existía el convencimiento en Europa de que, si bien la crisis tenía alcance global, en ningún otro lugar sería tan dramática como en Norteamérica. El paso de los años confirmó que los países europeos estaban mucho peor preparados para afrontar el colapso y, mientras EEUU se recuperaba, Europa ahondaba en sus problemas. Superada la crisis, llegó la hora de hacer justicia.

A diferencia de países como España o Portugal, los Estados Unidos no han puesto ningún reparo en sentar en el banquillo a los directivos que, por acción u omisión, contribuyeron a agravar la situación. Esa era al menos la intención de Eric Holder, Secretario de Justicia de la Administración Obama, con la aquiescencia del propio presidente. En los últimos días, los procesos judiciales se han cobrado una de sus primeras grandes ‘víctimas’. Bank of America ha alcanzado un acuerdo de compensación con el Gobierno federal y otros seis estatales por la comercialización de las ‘subprime’.

La multa que debe afrontar ahora el gigante financiero constituye la más cuantiosa jamás impuesta por un tribunal estadounidense, alcanzando la friolera de 12.525 millones de euros. Los pormenores del acuerdo incluyen un pago en efectivo de 7.255 millones de euros, mientras que el restante se empleará en asistir a los clientes. Si se comparan estas cifras con las sanciones acordadas por Citigroup (5.260 millones) o JPMorgan Chase (9.775 millones) se observa la mayor dureza del tribunal.

Sobre la utilización de la parte de la multa correspondiente a las compensaciones a los consumidores, se ha conocido que se refinanciarán hipotecas (algunas incluso se condonarán) y que se llevarán a cabo acciones para apoyar a comunidades urbanas con riesgo de deterioro (una suerte de compensación a la sociedad en su conjunto). En cualquier caso, lo más llamativo del asunto es la condena moral que subyace en el mismo. Tras haberse enriquecido con prácticas abusivas y potencialmente desestabilizadoras para el mercado, las entidades rinden cuentas.

Vía: Libre Mercado

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...