Rodrigo Rato deja la presidencia de Bankia

Bankia entra en crisis. La reciente salida de Rodrigo Rato de la presidencia de la entidad así lo demuestra. Su sustituido por José Ignacio Goirigolzarri, antiguo delegado del BBVA. El cambio de dirección parece estar relacionado con la gran cantidad de activos tóxicos y créditos (un total de 31.800 millones de euros) que poseía la entidad provenientes del negocio del ladrillo.

Bankia entra en crisis. La reciente salida de Rodrigo Rato de la presidencia de la entidad así lo demuestra. Y es que el asunto trae cola. Según el diario El País, las causas de la renuncia de Rato se encuentran en la previsión del gobierno de inyectar dinero público a la banca y la creciente presión de los mercados. El ex vicepresidente económico durante el mandato de José María Aznar y ex director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI) será sustituido por José Ignacio Goirigolzarri. Antiguo delegado del BBVA, Goirigolzarri ha sido calificado como la persona idónea para superar el reto que se le presenta a Bankia. Su salida de la entidad que dirige Francisco González fue un tanto polémica y tras haber pasado los dos años pactados de no competencia con el BBVA, Goirigolzarri puede ejercer libremente el cargo de presidente de Bankia.

Rodrigo Rato, a la derecha de la imagen

El cambio de dirección parece estar relacionado con la gran cantidad de activos tóxicos y créditos (un total de 31.800 millones de euros) que poseía la entidad provenientes del negocio del ladrillo. Además, hay que añadir las graves dificultades que tiene el sistema financiero por mantenerse en pie, lo que obligará al gobierno a sanear el sector. La opinión del Fondo Monetario Internacional también ha tenido un peso decisivo en la salida de Rodrigo Rato. Según el máximo organismo en materia financiera, Bankia, y su matriz, Banco Financiero y de Ahorro (BFA), arrastraba problemas de gestión, por lo que urgía un cambio de timón.

Desde la propia entidad se ha hablado que el cambio de dirección en Bankia se debe al miedo que tiene el gobierno de Mariano Rajoy a que España sea intervenida por el Banco Central Europeo. Y es que la prima de riesgo no para de crecer desde que el Partido Popular está en el poder. Gran parte de la solución al problema de la banca en España pasa por profundo saneamiento de la misma. En este sentido, Bankia sería uno de los principales pilares que debería ser modificado. La posible inyección de dinero a la entidad, como parte del proceso de saneamiento, puede no ser muy bien visto por una mayoría de la sociedad española, que ve como los recortes en sanidad y educación están a la orden del día, y sus esfuerzos van a parar a que el sistema financiero corrija sus errores. Habrá que esperar a comprobar si no los vuelven a cometer.

Foto: convergenciaiunio

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...