Las entidades intervenidas pierden la ‘guerra del pasivo’

La intervención de las entidades financieras españolas ha hecho que muchos ahorradores deriven sus depósitos a entidades fiables, principalmente el Banco Santander

Torres en Madrid
Tal y como hemos podido ver en Empresayeconomía, una de las condiciones más polémicas del plan de rescate para Chipre es la quita a los ahorradores. Los depósitos se consideraban hasta ahora productos totalmente seguros pero la decisión de la troika conminará a muchos a buscar alternativas. En España sin ir más lejos el año pasado se desató una auténtica «Guerra del pasivo«, mediante la cual un gran número de entidades ofrecieron depósitos y cuentas de ahorro con tipos de interés bastante elevados para la situación del mercado.
Con los datos de los bancos referidos al ejercicio 2012 que acaban de publicarse, se ve claramente quién ha ganado y quién ha perdido la batalla por los ahorradores.Las entidades nacionalizadas y rescatadas han visto mermada su cuota de mercado en un significativo 2,5%. Con todo, resulta más significativo todavía que la práctica totalidad de porcentaje se lo lleve el Banco Santander. El propio Emilio Botín señaló en la presentación de los resultados de 2012 que la cuota de mercado del Santander alcanzaba ya el 16%. Según parece, las maniobras para captar nuevos clientes mediante tipos de interés que llegaron a superar el 4% TAE mensual ampliaron la brecha entre las entidades más solventes y aquellas intervenidas.
El episodio clave llegó con la caída de Bankia, que motivó que muchos pequeños ahorradores decidieran poner su dinero en bancos que ofrecían mayores garantías. Estos trasvases supusieron unas pérdidas de 22.000 millones de euros para las entidades rescatadas.

Junto con el Santander, la Caixa y BBVA también han ganado cuota de mercado. Según los propios datos que presentó Emilio Botín, sus dos rivales habrían arañado medio punto porcentual en plena competición de depósitos. El mismo balance apunta a que Sabadell, Bankinter y el resto de la banca teóricamente solvente cedió un 0,3% en beneficio de las grandes entidades. De ser ciertas las cifras del Santander, la «Guerra del pasivo» habría servido para mejorar o aliviar los balances de la gran banca y agravar la situación de la pequeña y mediana.

Fuente: El Economista

Foto: M.Peinado

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...