Las empresas españolas, con dificultades para obtener crédito

Según una encuesta del INE (Instituto Nacional de Estadística) alerta que el 60% de las empresas españolas necesitará financiación hasta el año 2013.

Según una encuesta del INE (Instituto Nacional de Estadística) alerta que el 60% de las empresas españolas necesitará financiación hasta el año 2013. Según datos de la Encuesta sobre Acceso a Financiación de las Empresas, una de la cada cuatro organizaciones españolas que solicitó crédito el año pasado no pudo obtenerlo. El informe estadístico apunta que seis de cada diez entidades precisará de financiación externa antes de dos años para mantener su negocio.

La restricción del crédito ha hecho mella en la competitividad de las empresas españolas, pero además es una seria losa que amenaza su liquidez. El cambio de tendencia de los mercados financieros obligó a los bancos y  cajas a ser mucho  más estrictos a la hora de otorgar financiación. Las dificultades de pasivo y los altos ratios de morosidad, que en los peores casos han llegado a rozar cotas de hasta el 7 por ciento, han sido la gota que ha colmado el vaso de la restricción, un jarro de agua fría para las empresas españolas, que ven cómo la bajada del consumo coarta todavía más sus ya de por sí difícil perspectiva.

Una de cada cuatro empresas españolas que solicitó crédito en 2010 no obtuvo financiación

Los datos son tajantes, el 38 por ciento de las corporaciones no financieras necesitaba crédito el año pasado, pero más de un cuarto de éstas fracasaron en su intento. Según datos oficiales, las principales razones de la restricción crediticia fueron ‘la falta de garantías o avales suficientes y la baja calificación de solvencia financiera’. Sin embargo las corporaciones achacan los problemas al elevado tipo de interés, amén de la imposición de unas condiciones demasiado estrictas.

Los datos previstos para este año tampoco dan lugar a las buenas expectativas. Según datos del Banco de España, la financiación total de familias y empresas aumentó un 0,2 por ciento interanual. Un dato que va en la misma línea de la valoración de los propios bancos y cajas del país sobre el mercado crediticio privado. Según  las entidades, se prevé que el crédito siga descendiendo en nuestro país, algo, según los bancos, necesario para evitar el apalancamiento y fomentar el crecimiento a medio y largo plazo.

El propio consejero delegado del Banco Santander, Alfredo Sáez, daba la voz de alarma hace unas semanas, al alertar que España ‘debería reducir el crédito a empresas y a familias”, como condición sine qua non para fomentar el crecimiento y sanear la economía. Una reflexión, sin embargo, que puede tener más que ver con la necesidad de liquidez y venta de activos de las entidades financieras, inmersas en un arduo proceso de capitalización que durará todavía varios meses, que con las necesidades reales de impulsar el crecimiento económico.

Foto:  Julien Jorge, en  Wikimedia Commons

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...