La gran banca muestra sus cartas

Los principales bancos han destapados su próximas líneas de actuación ante la situación actual del sistema financiero. Las entidades más solventes marcan nuevas pautas para ganar cuota de mercado a las intervenidas

Euros lupa

Los indicios de normalización en el sector bancario parecen cada vez más contundentes, con un ligero descenso de la morosidad y con tipos de interés por los productos de ahorro más ajustados a la realidad. No obstante, las principales entidades bancarias han visto una oportunidad para ampliar su mercado tras la tensa situación del sector a mediados de 2012. Los resultados del Banco Santander en 2012 ya adelantaban que la distancia entre las entidades más solventes y las intervenidas se había acentuado desde este punto de inflexión. El XX Encuentro del Sector Financiero ha permitido reunir a varios representantes de los principales bancos, que han destapado algunas de las líneas de actuación de sus entidades en el corto y medio plazo.

Banco Santander, BBVA, CaixaBank y Banco Popular aspiran a robar cuota de mercado a las entidades más débiles mediante un ligero repunte de la rentabilidad ofrecida a los ahorradores. Ello se lograría gracias a una mayor exigencia para la concesión de créditos a empresas con evidentes problemas de solvencia. De igual modo, desde los consejos de dirección se aboga claramente por controlar los gastos al máximo, ponderando debidamente la necesidad o no de adquirir participaciones en determinados campos. Tampoco escapa a los grandes bancos el creciente descontento social con su labor. Una mala imagen que esperan reducir mediante campañas publicitarias más sensibilizadas y huyendo de comportamientos especuladores. La política final seguida varía ligeramente según entidades. El Banco Santander da por concluida la recapitalización del sector y adelanta una reducción de los márgenes en las hipotecas.

Desde el BBVA se prefiere reforzar el trato personal con los clientes, mejorando paralelamente la eficiencia de los servicios prestados. Desde la entidad vasca también han señalado que no tienen en mente cerrar sucursales. CaixaBank se ha enorgullecido de contar con tres millones más de clientes que en 2008, lo cual se explica en parte por la compra del intervenido Banco de Valencia. Por último, el Banco Popular pretende conseguir que cada cliente consiga el producto financiero que mejor se adapte a sus necesidades.

Fuente: Expansión

Foto / Images_of_Money

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...