La banca se prepara para nuevos ‘tests de estrés’

La Autoridad Bancaria Europea prepara nuevos ‘tests de estrés’ par ala banca en 2012. La decisión estaría encaminada a evitar el envite de los mercados, pero pondría en la cuerda floja a muchas de las entidades financieras españolas.

Mucho ha llovido desde el mes de julio, cuando se realizaron los últimos ‘tests de estrés’ a la banca europea. Nada de lo que se pretendía, esto es, el saneamiento de las entidades financieras, se ha conseguido. Es más, la situación se ha agravado desde el verano a causa de los envites provocados por la crisis de la deuda pública. Es por eso que, una vez se resuelva la situación de Grecia e Italia, la Autoridad Bancaria Europea prepara la realización de nuevas pruebas de solvencia para el año 2012.

Entre las novedades, la obligación d ela Autoridad Bancaria Europea (EBA por sus siglas en inglés) a publicar las conclusiones de las pruebas, en caso de que no remita la crisis de confianza hacia las entidades financieras, según informan fuentes cercanas al supervisor bancario. Se espera que dichas pruebas de solvencia se produzcan en junio de 2012, una vez hayan concluido la recapitalización de la banca europea, valorada en unos 100.000 millones de euros.

Sede de Caixabank en Barcelona

Entre las principales novedades en la ‘vara de medir’ se encuentra la admisión del capital contingente o deuda de alta calidad en calidad de recursos propios, lo que podría amortiguar el esfuerzo ejercido por los bancos. Sin embargo, el supervisor bancario europeo exigirá a los grandes bancos españoles (BBVA, CaixaBank, Santander, Bankia y Popular), que refuercen sus balances con 15.000 millones de euros adicionales.

El ejercicio de solvencia, fuertemente criticado por las entidades bancarias españolas, es justificado por fuentes de la EBA por la necesidad de dotar de mayor confianza a los inversores internacionales sobre la solvencia de la banca europea. Aunque la intención última es la de desbloquear los mercados de financiación mayorista, una situación que está perjudicando seriamente las estrategias de liquidez a corto para las entidades financieras españolas e italianas.

Sin embargo, el principal escollo por el que deberán pasar las entidades financieras es el de salvar el nuevo límite de ‘capital de máxima calidad’ (Core Tier). Fuentes de la EBA estudian ampliar dicho mínimo del 5 al 7 por ciento, por lo que los bancos deberían apresurarse en hacer los deberes para aprobar, una situación nada fácil, teniendo en cuenta la gran disposición del ladrillo de muchas entidades españolas.

De confirmarse dicha noticia, con los datos obtenidos de las últimas pruebas de solvencia sólo aprobarían las 6 primeras entidades clasificadas (Banca March, Kutxa, Unicaja, BBVA, BBk, Caja Vital, Santander y Caja España), quedando fuera entidades como Bankia, CaixaBank o CatalunyaCaixa, entre otras.

Foto: Jordiferrer, en Wikimedia Commons

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...