La banca reduce su tasa de morosidad mientras abre el grifo del crédito

La tasa de morosidad bancaria cae por octavo mes consecutivo y se sitúa en el 11,95%, confirmando una caída progresiva pero muy lenta.

morosidad

Hace algunas semanas nos hacíamos eco de los datos de créditos inmobiliarios referentes al mes de abril. Concretamente, pusimos el acento sobre el elevado porcentaje de los registros de viviendas nuevas que correspondían a hipotecas, algo que nos alarmó relativamente por recordarnos los estragos de la burbuja inmobiliaria. Alarmismos al margen, lo cierto es que en abril también se detectaron comportamientos positivos como la reducción de la morosidad bancaria. Con este descenso, son ya ocho los meses consecutivos en los que baja este indicador.

De acuerdo con los datos facilitados por el Banco de España (BdeE), el índice de morosidad bancaria se situó en abril en el 11,95%. Aun siendo todavía un valor muy alto, resulta muy llamativa la mejoría experimentada respecto a los máximos marcados en 2013 y 2014, con cifras por encima del 13%. En esta cifra se tienen en cuenta todos los créditos concedidos por cualquier entidad financiera y hace referencia al porcentaje de dichos préstamos que se estiman ‘impagables’. En términos absolutos, existen 161.615 millones de euros en créditos de dudoso cobro.

El dato en sí es positivo por cuanto supone el octavo mes consecutivo de descenso de la morosidad, una variable muy importante para determinar la salud financiera de un país. No obstante, el ritmo de reducción de dicha tasa es muy lento pues, como hemos visto, a mediados de 2013 se situaba en el 13%, con lo que el descenso es de poco más de un punto porcentual en dos años. Esta lentitud resulta inquietante puesto que constata que el proceso de desapalancamiento de la sociedad española no es proporcional al crecimiento económico.

Tampoco resulta desdeñable el hecho de que el BdeE haya acometido una revisión de la metodología que utiliza para establecer la tasa de morosidad y haya excluido de la misma a los Establecimientos Financieros de Crédito (EFC), en tanto que no son bancos formales. Es cierto que se trata de un porcentaje poco significativo del total pero debe tenerse presente que estos trucos oficiales están a la orden del día.

Vía: El blog salmón.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...