La banca pide medidas drásticas

La Fundación de Cajas de Ahorros insta al Gobierno a efectuar un ajuste por valor de 40.000 millones de euros. La entidad insta a elaborar profundas reformas para constreñir el gasto público.

La Fundación de Cajas de Ahorros (Funcas) hace pública una lista con las tareas que debe afrontar el nuevo Gobierno para reducir el déficit público. De nada sirvieron los anuncios de reajustes, de nada los futuros recortes en el gasto público, de nada la decisión de rebajar el sueldo a los funcionarios o mantener a cero la tasa de reposición de empleados públicos, amén de otras medidas más devastadoras, y parece que también han caído en el olvido las millonarias ayudas con las que el Estado ha saneado las entidades más problemáticas (como la CAM). Funcas considera que habrá que ahorrar 40.000 millones de euros, frente a los 16.500 de los que hablaba Mariano Rajoy en el discurso de investidura, y por tanto que habrá que hacer un serio reajuste.

Sede de la CAM

En primer lugar, reducir el gasto público en un 6,4 por ciento. Funcas calcula que en 2012 los ingresos públicos aumentarán un 0,8 por ciento, con lo que el gasto debería reducirse un 6,4 por ciento si se quiere cumplir con el 4 por ciento de déficit público comprometido para el próximo año. Los especialistas de Funcas valoran que la mayoría del gasto público se realizará en operaciones de capital (inversión de infraestructuras, por ejemplo), aunque advierte que tanto las administraciones territoriales como la Seguridad Social deben aunar esfuerzos para cumplir con el compromiso de déficit.

La siguiente medida reclamada por Funcas, y en cierto modo augurada por el gobierno en los últimos días, es el establecimiento de reformas estructurales, entre las cuales figuran el reajuste del mercado laboral mediante una nueva ley que sin duda abaratará sustancialmente el despido, amén de nuevos reajustes derivados de prestaciones como la jubilación o los servicios sanitarios, uno de los ámbitos en los que algunas comunidades autónomas, como Catalunya, ya han iniciado una ardua labor de reestructuración.

Otra de las medidas impulsadas tiene que ver con el saneamiento del sector público. Las partidas de sanidad y educación serán las que más se resentirán, y parece que no serán las únicas, a tenor de los mensajes subliminales lanzados por la Vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáez de Santamaría, durante sus primeras comparecencias públicas. Sin embargo, la Federación de Cajas de Ahorros reconoce que la medida que más urge es la que le atañe directamente, esto es, la reforma del sector financiero y el saneamiento bancario.  Y es que después de la reestructuración del sector iniciado hace ahora un año por el FROB (Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria), que capitaneó el reajuste, así como la nacionalización de entidades como la CAM o el Banco de Valencia.

Foto: Rodrigo en Wikimedia commons

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...